Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Teófilo de Antioquía : Lenguaje filosófico contra la filosofía

Unas décadas después de Taciano, para el año 170, otro escritor cristiano de gran calado filosófico, Teófilo de Antioquía escribe al pagano Autólico con esta introducción: "Una boca elocuente y una dicción agradable procura a los míseros hombres, que tienen el entendimiento corrompido, placer y alabanza para la gloria vana. Sin embargo el mismo Teófilo, utiliza un lenguaje un tanto confuso y platónico para hablar de Cristo, al que por cierto nunca menciona por nombre, ni por su principal título "Cristo". Tan solo habla de hijo de Dios. En su tratado "Para Autólico", antes citado, escrito aparentemente hacia el año 180, nos dice que fue pagano de nacimiento y que se convirtió al Cristianismo después de leer las escrituras judías, lo cual algunos interpretan como si no considerase a Cristo el fundador de una religión sino el continuador de la tradición judía. Pero aparte de ese detalle, el no tiene nada que ver con los ebionitas o nazareos.
Por otro lado y parece ser que de alguna manera la explicación de los escritos de Juan sobre el termino "Logos" tratan de ser muy comentados y explicados por los apologistas, sobre todo los griegos, pues dichos términos y maneras parecen atraer a mentes de orientación filosófica. Así fue como lo hizo Justino décadas atrás. Ahora Teófilo, trata de explicar a Jesús de una manera arriesgada, asignando a este una posición cada vez mas compleja y demasiada cercana a Dios, aunque sin atreverse a identificarle con tal de forma determinante, como se llegaría en siglos posteriores. Entre otras cosas dice los siguiente para definir a Jesús : Es la Palabra a través de la cual creó Dios al mundo, que fue engendrada por el junto con la Sabiduría. (II.10). Es el principio gobernador y Señor de toda la creación, inspirando a los profetas y al mundo en general hacia un conocimiento de Dios.(Libro II.22) También llega a decir que este no es un Hijo en el sentido de la procreación sino como un innato en el corazón de Dios. Parece que aquí, el cita parte de las lineas de apertura del Evangelio de Juan, la Palabra como Dios e instrumento en la creación, unido a el pero nada más. No se sabe si esto fue un añadido posterior, pues no aparece en todas las versiones traducidas, como también se le atribuye la expresión griega Trías, interpretada posteriormente como Trinidad, aunque lejos está la concepción del termino trías como se entiende la expresión latina trinitas. Teófilo desde luego no la utilizó para identificar a Dios, al espíritu Santo y a Jesús como uno solo. Literalmente el dice así :...los tres días que preceden a la creación de los luminares son símbolos del trías, de Dios, de su Verbo y de su Sabiduría" (Tres libros a Autólico II:15;) ¿Se trataba del postulado de la trinidad? No, mas bien hizo una alegoría de los tiempos precedentes a la aparición de la luz del sol según el Génesis, tratandose de tres días simbólicos, que vinieron a representar a tres épocas importantes en el propósito de Dios y como hacía llegar su conocimiento, primero por medio de Dios mismo, en el tiempo de Israel, después por medio del Verbo con la venida de Jesús a la tierra y después por medio de la sabiduría, que al parecer lo aplicaba al tiempo en el que ellos se movían.
En Teófilo vemos uno de los primeros en utilizar el lenguaje filosófico, sin llegar a utilizar sus criterios y formas, como lo harían Clemente de Alejandría y Origenes décadas despues.
Pero de ninguna manera postulaba acerca de ninguna trinidad de dioses como algunos quieren atribuir, sino más bien todo para el, era alegoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada