Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Atenágoras de Atenas : La retórica mal interpretada

Para el año 177 Atenágoras de Atenas, se postuló como otro defensor de la fe cristiana, aunque ya bastante contaminada por los anteriores pensadores. Atenágoras abrazó el cristianismo, tiempo después de haber seguido estudios de retórica y de filosofía, y se nota en su formas, sus escritos están llenos de erudición y de los recursos estilísticos propios de los oradores y escritores de la época. Se conserva de él una Súplica en favor de los cristianos y un tratado sobre la resurrección. La primera de estas obras fue escrita hacia el año 177 e iba dirigida a los emperadores Marco Aurelio Antonino y Lucio Aurelio Cómodo, con el propósito de demostrar que las doctrinas de los cristianos eran lógicas y razonables. Se dice que de alguna manera elaboró también ciertas nociones sobre el origen y la naturaleza de Jesús y del Espíritu santo que o bien fueron manipuladas en el transcurso del tiempo, quizás reinterpretadas o realmente fue uno de los primeros en elaborar los fundamentos de la confusión relacionada con la identificación con Dios. Entre otras cosas dice : Realmente uno no puede menos de maravillarse al oír llamar ateos a los que admiten a un Dios Padre, y a un Dios Hijo y a un Espíritu Santo, mostrando su potencia en la unidad y su distinción en el orden.( Apólogía, AA)
Leyendo esto fuera de contexto, parece dar razón a los que pretenden ver en Atenágoras a otro padre de la doctrina de la trinidad, lejos estaba esa idea en la mente de este apologista y de sus contemporáneos, de hecho aunque aparezca en su frase el termino "El espíritu santo", no lo hace en la misma condición que hace referencia a Dios Padre y Dios hijo, pues no dice: Dios espíritu santo, mas adelante se puede leer su idea sobre este último :Y en verdad, el mismo Espíritu Santo que obra en los que hablan proféticamente, decimos que es una emanación de Dios, que emana y vuelve como un rayo de sol. Nada nuevo ni diferente a lo que era conocido hasta entonces. El espíritu santo es la fuerza impulsiva de Dios que emana de el. También cuando el mismo pregunta que significa hijo, pasa a explicar lo siguiente : El Hijo es el primer brote del Padre, pero no como hecho, ya que desde el principio Dios, que es inteligencia eterna, tenía en si al Verbo y era eternamente racional, sino como procediendo de Dios cuando todas las cosas materiales eran naturaleza informe y tierra inerte y estaban mezcladas las más pesadas con las más ligeras, para ser sobre ellas idea y principio activo. (Apología AA) Algunos ven en esta frase la idea clara de que estaba identificando a Dios con el Hijo, pero en realidad simplemente estaba imitando el pensamiento de Filón sobre el Logos, que salió de Dios, pero en el sentido de que todo emana de el, siendo posteriormente un ser diferenciado. Si es verdad que se tiende a divinizar a Jesús, poco a poco la visión que se tiene de el es mas grande, mas glorioso y cada vez mas cercano a su originador.
Pero dificilmente creemos que Atenágoras defendiese una dualidad o trinidad como se conoció siglos despues, dejemos que el mismo lo exprese : nosotros que estamos animados por el solo deseo de conocer al Dios verdadero y a su Verbo, de saber cuál es la unión del Hijo con el Padre; qué es el Espíritu; cuál es la unión y la distinción de estos tres términos unidos entre sí: el Espíritu, el Hijo, el Padre; nosotros, que sabemos que la vida que esperamos será la más grande de cuantas puedan pensarse, con tal de que dejemos el mundo limpios de toda culpa y amemos a los hombres hasta tal punto de no amar solamente a los amigos? (Apología AA)
Nada podemos objetar a estas expresiones, segun se lea demuestran o no su creencia en la trinidad y atestiguan o no su idea subordinacionista. En cualquier caso el uso de los terminos Padre , Hijo y Espiritu Santo, no demuestra nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada