Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Clemente de Alejandría : La filosofía entra en el cristianismo

Por lo demás el siglo II también vio nacer a algunos de los mas conocidos apologistas e ideólogos del cristianismo como fueron Clemente de Alejandría nacido en el 150, Tertuliano en el 160 y Orígenes en el 185, de estos dos últimos trataremos en otro capitulo, pues su influencia y enseñanza sobre todo se efectuó en las primeras décadas del siglo III. En cuanto a Clemente ,( no confundir con el anterior Clemente de Roma del siglo I), también su influencia se notó, quizás mas en el siguiente siglo, pero muchos de sus mas importantes obras fueron escritas dentro del periodo que estamos tratando. La cuestión es que no tratamos de un apologista en si, sino mas bien de un ideólogo o pensador del cristianismo, quizás tuviese una parte importante en el cuerpo gobernante de finales de siglo, desde la propia Alejandría, es difícil de establecer este hecho, pero la aceptación de sus enseñanzas, muy tendentes a hacer que filosofía y cristianismo se fundan, sin que nadie le refute, indica que ejercía una influencia notable y era un maestro respetado.
Lo que si parece es que este maestro discípulo de un tal Panteno, quien alrededor del 180 en Alejandría al parecer fundó y dirigió una especie de escuela conocida como "Didascaleo", que impartía enseñanza cristiana a todo aquel que buscaba, eso fue lo que atrajo a Clemente, en dicha escuela conoció el cristianismo al que abrazó con ahínco, aunque sin abandonar sus criterios filosóficos y casi gnóstico. En poco tiempo alrededor del año 200 llegó a dirigir dicho centro educativo al que le dio un aire mas filosófico.
Sus antecedentes como platónico convencido, le hizo introducir en el cristianismo de finales de siglo al igual que lo hiciera Atenágoras, conceptos filosóficos para explicar ideas cristianas, esto significó en cierto modo una claudicación ante el falsamente llamado conocimiento griego, al que ahora abrazaban y trataban de mezclar para hacer mas atractiva a la nueva religión emergente. Lo llamativo es que ya pocos se postulaban contrarios a estos movimientos, y algunos que se atrevieron a hacerlo como Montano, o mas adelante Tertuliano, fueron acusados y removidos injustamente por lo que ahora se postulaba como la verdad aceptada.
Clemente escribió libros con títulos como : Exhortación a los gentiles, Protréptico y Stromata. En ellos postulaba que la salvación es la entera obra de Dios que principia con la persuasión divina de la gracia proveniente, se vuelve realidad en el nuevo nacimiento del Espíritu, lo cual a su vez abre la puerta para un conocimiento más elevado del amor perfecto, lo mismo que Clemente designa con el nombre gnosis. Por ello algunos podrían alegar que estaba tratando de aceptar las ideas gnósticas. Pero es importante que distingamos la Gnosis de Clemente, del gnosticismo pagano. Para estos últimos, Gnosis es un conocimiento mistico-esotérico que es posible sólo para unos cuantos escogidos que son por naturaleza "los espirituales" (pneumatikoí). Para el gnóstico pagano "los perfectos" son unos cuantos predestinados; para Clemente la verdadera Gnosis es una posibilidad para todos los cristianos.
En varios de sus escritos y sobre todo esto en Stromata, o «tapices», va tratando temas variados con los que quiere crear inquietudes religiosas en los lectores no cristianos, con razonamientos orientados al mundo de los filósofos. En ellos domina el interés por presentar el cristianismo como una verdadera gnosis. Aunque rechaza el uso que algunos hacen de la gnosis, no se queda en una postura negativa; hace notar el valor de la filosofía pagana para el cristiano, pues aunque la filosofía nunca podrá reemplazar a la revelación. Según Clemente la filosofía helénica ha preparado a una parte de la humanidad, a los propios griegos, para la venida de Cristo, de manera semejante a como el Viejo Testamento preparó a los judíos. Así, al mismo tiempo que rechaza la falsa gnosis, sostiene que el cristiano es el verdadero gnóstico, es decir, el verdadero sabio; la perfección moral, que consiste en la castidad y el amor a Dios, es el rasgo característico de este verdadero gnóstico en contraste con el falso.
En su escrito Stromata llega a hacer la siguiente declaración : La filosofía es también un don de Dios. Aunque posteriormente aclara que no hacía referencia a las enseñanzas filosóficas, sino a las normas buenas enseñadas por estas diferentes escuelas filosóficas, así sigue diciendo : me refiero a todo lo que cada una de estas escuelas ha dicho rectamente enseñando la justicia con actitud científica y religiosa. Este conjunto ecléctico es lo que yo llamo filosofía ..... Algunos que se creen bien dotados piensan que es inútil dedicarse ya sea a la filosofía o a la dialéctica, y aun adquirir el conocimiento de la naturaleza, sino que se adhieren a la sola fe desnuda, como si creyeran que se puede empezar en seguida a recoger las uvas sin haber tenido ningún cuidado de la viña. Pero la viña representa al Señor. no se pueden recoger sus frutos sin haber practicado la agricultura según la razón (logos); hay que podar, cavar, etc. ..... Pero la enseñanza del Salvador es perfecta en Sí misma y no necesita de nada, pues es fuerza y sabiduría de Dios (cf. 1 Cor 1, 24). Cuando se le añade la filosofía griega, no es para hacer más fuerte su verdad, sino para quitar las fuerzas a las asechanzas de la sofística y poder aplastar toda emboscada insidiosa contra la verdad.
En otro párrafo va a mas relacionando la filosofía con ayuda necesaria para aceptar el cristianismo: la filosofía griega facilita al alma la purificación preliminar y el entrenamiento necesario para poder recibir la fe: y sobre esta base la verdad edifica la estructura del conocimiento.. (Stromata)
De alguna manera Clemente trata de indicar que era necesario culturizar al cristianismo y que este aceptara preceptos filosóficos útiles que lograran explicar y captar las profundidades de las enseñanzas cristianas en la mente de los filósofos. Pero ese lenguaje hacía claros guiños a aquellos que no querían acercarse al cristianismo por la idea de que este es contrario a las enseñanzas platónicas, estoicas o aristotélicas. Clemente al querer reconciliar todas estas ideas, quizás no pensaba que el efecto iba a ser el contrario, gran parte del cristianismo abrazó las enseñanzas platónicas, entre ellos uno de los seguidores de Clemente, Orígenes, del que hablaremos en siguientes capítulos relacionados con el siglo III.
Por otro lado fue unos de los introductores de la idea del alma inmortal y de un lugar de tormento para los infieles, ideas que posteriormente Orígenes terminó de desarrollar e introducir definitivamente en el cristianismo mayoritario.
No obstante, no seria justo culpar a Clemente de Alejandría, de ser el originador de la apostasía en el cristianismo, pues en realidad esto se había ido introduciendo poco a poco por la contribución de muchos otros maestros y pensadores. En sus escritos sin embargo también percibimos normas morales y costumbres comunes que todavía el cristianismo cuidaba de mantener para diferenciarse de los paganos. Pero no cabe duda que pasará a ser uno de los impulsores de la llamada filosofía cristiana, que no era otra cosa que el cristianismo explicado con la lógica filosófica griega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario