Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

BOGOMILOS : Vestigios lejanos del dualismo de Marción


Lápidas bogomilas descubiertas en la región balcanica de Konjic












Para el siglo X, muchos paulicianos llegaron huyendo hasta Bulgaria, donde según cuentan algunos historiadores, entremezclaron sus doctrinas con algunas creencias gnósticas. Por otro lado, atrayendo a las masas oprimidas por el imperio bizantino, lucharon para enfrentarse al poder y gracias a un importante líder llamado Bogomil, dominaron gran parte de lo que se conoce como la actual Bulgaria. De allí procede el nombre de bogomiles o bogomilos.
Pero esta teoría difícilmente encaja con la realidad ideológica y las formas de actuar de los paulicianos, pues como ya hemos visto, estos practicaban el pacifismo y nada tenían que ver con los postulados gnósticos, sobre todo por ciertas creencias conocidas alrededor de los bogomiles, que los distanciaban considerablemente.
En realidad, si bien es verdad que comunidades de paulicianos se refugiaron en aquella norteña región, lo hicieron con el fin de respirar un poco de paz, tras siglos de angustiosa y penosa existencia entre dos fuegos en la atribulada Armenia. Pero junto a ellos emigraron una gran comunidad de maniqueos y de otros grupos mas oscuros como los llamados mesalianos.
Estos últimos, cuyo orígenes se reomontan al siglo IV, como una escisión de los marcionitas de Asia, cuyas creencias dualistas, les indicaba que ya que el mundo estaba bajo el Diablo, solo con la oración se podía luchar contra el demonio interno que el hombre tiene. El nombre mesaliano proviene de un termino arameo que significaba orantes, precisamente por la costumbre regular de estos por las oraciones. También se les conoció como Eufitas, en griego con un significado paralelo al anterior. Llamados también "Entusiastas", al parecer por ciertos ritos frenéticos en los que parece que entraban en trance, se decía que daban saltos tratando de convencer que saltaban sobre los demonios, haciendo gestos con las manos simulando que disparaban flechas contra ellos. Por uno de sus líderes Adelfio, se les llegó a conocer como adelfianos.
Pero algo que netamente les identificaba era el tiempo que dedicaban a la oración. No trabajaban, pues consideraban el trabajo como un vicio; trataban de evitar cualquier trabajo manual ya que decían ser «espirituales». Aunque esto solo se podía atribuir a ciertos miembros dedicados plenamente, los llamados perfectos, que había logrado combatir al diablo y por lo tanto no necesitaban tener contacto con el sistema de cosas del diablo. Otros miembros si llevaban una vida mas normal y eran los que de alguna manera ayudaban a los perfectos a sobrevivir. Rechazaban el bautismo, como algo innecesario según decían : El bautismo, no ofrece utilidad alguna, pues si bien quita los pecados cometidos, de hecho no extirpa la raíz misma de tales pecados.
La doctrina mesaliana se puede resumir en los siguientes preceptos : 1) la expulsión del demonio que sale del cuerpo a través de los mocos, esputos y excrementos y que, en saliendo, aparece como humo o como una serpiente; 2) inmediatamente se produce la imperturbabilidad de las pasiones del alma; 3) el Espíritu Santo, único que en definitiva santifica, viene entonces al alma. Su presencia se percibe como liberación de toda perturbación del cuerpo y de toda inclinación mala del alma. Entonces el alma siente la unión con el Esposo celeste de igual manera que la mujer en la unión marital; 4) además de una percepción sensible de la presencia de la Trinidad, dicen tener una previsión del futuro ya que perciben revelaciones en sueños que atribuyen al Espíritu Santo, y un conocimiento del estado de las almas de los muertos y del corazón y los afectos de los hombres; 5) como consecuencia de esto, el alma del hombre espiritual, después de la apatheia, se trueca en naturaleza divina e inmortal y, por tanto, aunque se entregue a los placeres no peca, dado que no está sujeta a perturbación alguna. (Encic. GER)
Al tener sus raíces en el marcionismo, rechazaban el matrimonio, eran de tendencias ascetas y eran dualistas. Con respecto a esto último, entendían que había dos seres antagónicos, Satanael, el dueño del mundo malvado y Cristo el representante del bien. La única diferencia con respecto a los marcionitas, fue la enseñanza sobre el Espíritu Santo, según estos : el cuerpo está habitado por el demonio al que únicamente logra expulsar, mediante la unión mística con el Espíritu Santo a través de la oración. También con respecto al origen del mal, enseñaban que al principio Dios creo dos seres, a los que consideró hijos, uno Satanael y el otro Jesús, el primero se rebeló y se hizo dueño del mundo y el otro dominaba el cielo.
Vestidos con un traje negro de monje, los adeptos mesalianos eran iniciados en la doctrina, los misterios y las visiones de los predicadores. Luego se echaban en grupos a las calles y rezaban para combatir a los demonios que infectaban el aire, hasta caer en trances visionarios durante los cuales decían profetizar.
Esta mezcolanza doctrinal dio origen a un movimiento que a menudo se hace confundir con el paulicianismo, con el que en realidad poco o nada tiene en común. En el siglo X, surgió la persona de un monje, probablemente mesaliano, llamado Bogomil. Este introdujo ciertos cambios relacionados con el bautismo, al que los mesalianos puros rechazaban, Bogomil lo introdujo, aunque se posponía con un ritual previo a la muerte de la persona a fin de asegurarse la salvación y la liberación del espíritu maligno. Entre las principales doctrinas que el movimiento a partir de ahora llamado bogomilos, que además significa "amigos de Dios" estaban las siguientes :
Rechazan el culto de la cruz, considerando que sólo puede ser odiada ya que representa el símbolo de la derrota. En cuanto a la oración, rito principal de los anteriores mesalianos, únicamente solían repetir el padrenuestro.
No aceptaban la restitución perdón del pecado por medio del sacrificio de Jesús en el madero, sino como el resultado de la enseñanza de Cristo que tiende a liberar al alma del hombre de su cuerpo. La resurrección no es la de la carne, los justos serán liberados de la materia y como consecuencia se unirán al Padre, siendo absorbidos por él, lo mismo que pasó con Cristo, mientras que los condenados tendrán que volver de nuevo hasta que estén purificados.
La comunidad bogomil, como sucedía con los mesalianos se divide en "elegidos o perfectos" y "creyentes o auditores". Los primeros son los portadores del Espíritu Santo.
El emperador de Constantinopla Alejo les persiguió haciendo quemar a uno de sus primeros líderes Basilio, el año 1118, pero sin acabar con el movimiento organizado por Bogomil..
A menudo se les acusa de secta gnóstica, por aquello de las costumbres mesalianas de recibir inspiraciones misteriosas y proféticas, pero poco mas tenían en común con estos. Pero la relación con el movimiento Pauliciano, es difícil de reconocer, quizás es posible que Bogomil a fin de atraerse el favor de todas estas minorías tratara de hacer concesiones relacionadas con estos, por ejemplo lo del bautismo, el rechazo a las imágenes y templos, la sencillez de la organización, puesto que las iglesias bogomilas, al igual que las paulicianas, tenían cierta independencia unas de otras y no había lideres que aglutinaran o centralizaran todo el poder. No tenían por costumbre la edificación de templos o lugares de culto, pues tal como lo hacían los mesalianos, se trataba de un culto personal, en el caso de los paulicianos, sencillamente solían reunirse en pequeños grupos en diferentes casas, en imitación d elos primeros discipulos.
Pero sencillamente fueron movimientos paralelos con distintas maneras de ver y entender el cristianismo. Los enemigos y acusadores eran quienes a menudo los confundían y los relacionaban como si se tratara del mismo grupo, de nuevo eran acusados de la mayor maldad del momento, ser maniqueos", cosa totalmente falsa y sin base doctrinal que los una a estos.
Así con el tiempo debido a las presiones y su deseo de predicar y extender su enseñanza, llegaron hasta la occitania francesa, para finales del siglo XI, en algunos casos acompañando a los cruzados que volvían de tierra Santa, formaron en el Languedoc francés, lo que posteriormente se conoció como el catarismo, al cual dedicaremos un capitulo especial posteriormente.
Por otro lado los paulicianos quienes acompañaron es sus desplazamientos a los bogomilos, también llevaron su mensaje al norte de Italia, los alpes y sur de Francia, siendo fuente de inspiración de numerosos grupos surgidos en la llamada baja edad media, petrobrusianos, valdenses, enriquianos y otros, a los que trataremos con mas detenimiento en capítulos próximos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada