Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Paulicianos : La sencillez y el pacifismo en la edad media

Teodora de Bizancio, año 842, durante su reinado, los paulicianos fueron victimas de terribles persecuciones.

















Hablar de Paulicianos, entre los expertos e historiadores es hablar de un extraño y poco conocido grupo cristiano originario según a quien se consulte de una disgregación de origen gnóstica por un lado, maniquéa por otra, adopcionista, incluso se les cree los restos del extinto marcionismo. En cualquier caso se convirtió en uno de los mas grandes movimientos cristianos de la época, con permiso de los católicos de Roma y los bizantinos en oriente.

Según ciertas fuentes consultadas algunas de sus formas de religiosidad recuerdan a actuales grupos pacifistas, y movimientos orientados a la sencillez ritual, (vease cuáqueros, cristadelfianos, tetigos de Jehová, incluso algunos movimientos aislacionistas). Por ejemplo en la enciclopedia católica se recoge este comentario sobre estos: Los paulicianos, como parte de su herejía mantenían que toda materia es mala, que todas las formas externas de religiosidad, tales como sacramentos, ritos, pinturas materiale y reliquias, deberían ser abolidas. Honrar la cruz era especialmente reprensible.

Otro historiador dice al respecto de estos: Desde las primeras edades ellos han odiado devotamente el error y la idolatría de los giregos. Como los primitivos cristianos, ellos incluso han exhibido incosquistable repugnancia a usar o abusar de imágenes, lo que, en los siglos octavo y noveno se esparció como la lepra (...) y suplantó toda traza de genuina piedad en la visible iglesia (...) por eso ellos son decididamente adversos. (Historia general de las iglesias sabatarianas - Davar Tamar)

Interesante también es lo que se recoge sobre estos el historiador Fred C. Conybaere, que menciona lo siguiente con respecto al rechazo de estos a las fiestas comunmente celebradas en la cristiandad: Ellos son acusados por sus opositores armenios de reducir a la nada todas las fiestas y fastos de la iglesia, especialmente el domingo (...) el sábado quizá si era guardado. (...) De la moderna Navidad y de la anunciación, así como de otras fiestas conectadas con la vida de Jesús antes de sus trinta años, no se conoce que las celebraran. La impresión general que el estudio de ellos nos deja a nosotros es que en ellos tenemos una forma de iglesia  no muy lejana del primitivo judaísmo cristiano de Palestina (Manual de la iglesia pauliciana armenia - Fred C. Conybaere)
 
Sobre sus orígenes se ha dicho de todo, como ya hemos apuntado algunos, como cierto historiador bizantino, llegan a confundirles con los paulicianistas, grupo fundado por Pablo de Samosata en el siglo III, pero lo único en común con estos aparte del nombre de su originador, era que no aceptaban la trinidad, por lo demás muy alejados de estos en doctrina. Para otros, basando sus conjeturas en las acusaciones vertidas contra ellos por sus enemigos, se trata de un movimiento de origen oriental y por ello cercano al maniqueísmo. Pero con la doctrina de Manes tampoco tienen nada en común, sencillamente compartieron territorio con estos, en Armenia, pero no se les puede relacionar, pues ellos no aceptaron la linea profética de los maniquéos, ni siquiera hacen mención de Confucio, ni de Manes en sus escritos.

Se les relaciona con el adopcionismo, solo por el hecho de creer que Jesús al ascender al cielo fue convertido en un ser cuasi-divino mientras en la tierra fue humano a la altura e inspiración de un profeta, por ello la confusión. Pero los paulicianos no enseñaban el adopcionismo como tal, es decir que Jesús, al resucitar y ascender al cielo se convirtiera o fuera adoptado por Dios como hijo, pues ya lo era antes. Simplemente como ellos entendían lo que las escrituras muestran, que fue ensalzado a nivel mas superior tras resucitar, pero ya había sido bendecido con cierta gloria incluso antes, al bautizarse e iniciar su ministerio, sin ser por supuesto convertido en Dios mismo. La idea se plasma en las siguiente frase extraída de una carta pauliciana recientemente descubierta : nuestro Señor recibió el señorío, el sumo sacerdocio, y el reino... y fue lleno de la divinidad». (La llave de la verdad) Al parecer la idea de que Jesús haya recibido el titulo de sumo sacerdote, antes de morir, fue extraída de las palabras del apóstol Pablo en la carta a los Hebreos, donde parece expresar esa idea (Hebreos 2:17; 5:5) Otra cosa es que recibiera el señorío o una posición mas ensalzada, que según el propio Cristo fue después de su muerte (Mateo 28:18; Filipenses 2:5-11) En lo que respecta a ser lleno de divinidad, hay que entender que se refiere al hecho de recibir "Espíritu Santo" , en su bautismo y no se debe confundir con la idea pseudo-adopcionista de ser convertido en Dios mismo. Es probable que utilizaran las palabras de la carta de Pablo a los Hebreos 1:5 : "yo mismo llegaré a ser su padre y el mismo llegará a ser mi hijo"... como base para sus creencias. Así es posible que se acercaran a las doctrinas adopcionistas, pero no á las igualitarias, quienes entendían que Jesús fue adoptado como parte de Dios, cosa que estos no aceptaban. En resumidas cuentas, quizás creían que Jesús fue un ángel especial de Dios en el cielo, pero fue adoptado como hijo de Dios, al morir y dar su vida por la humanidad, pero nunca llegaría ser igual a su progenitor.

Con esa misma argumentación se debe rechazar la idea de su origen gnóstico, alegando que originalmente fueron dualistas, es decir que tenían la idea de que había dos dioses antagónicos. Pero nada hay de dualismo en sus escritos, ni que recibieran inspiración especial, como solía ser el caso de estos. Por la misma razón, tampoco se les puede relacionar con disidentes marcionistas, (mesalianos), que se refugiaron en la zona de Anatolia y Armenia. Pues muy poco tenían en común con estos, y que mientras aquellos se basaban sobre todo en las cartas del apóstol Pablo, estos también , pero de ninguna manera rechazaron el Antiguo Testamento, ni que el Dios expuesto en estas escrituras fuera distinto al de Cristo. No se encuentra nada en ellos que apunte en esa dirección.

Entonces, ¿Quienes fueron los Paulicianos? ¿Que creían? Y lo que mas interesa ¿Que fue de ellos?

En primer lugar, con respecto al nombre aplicado al movimiento, que suele dar pistas sobre su origen, en este caso poco se sabe. Por un lado, por el uso de las escrituras sobre todo las cartas de Pablo, se dice que fueron llamados así. Pero también aparece el nombre de un tal Paulo el armenio, a quien se atribuye su origen y nombre. Otros hablan de la historia de Constantino, miembro de la iglesia armenia, quien alrededor del año 650, en una nación agobiada por las luchas entre Bizancio y el empuje musulmán, recibe la visita de un cristiano posiblemente de un grupo minoritario. Este le hace un regalo, que en ese tiempo de penurias y escasez, fue todo un tesoro para el, un juego de las escrituras griegas, en las que, aparte de los evangelios, las cartas de Pablo, el Apocalipsis, también incluía la Didaché y una copia de El pastor de Hermas, razón por la cual hay quien especula que es posible que estos escritos los recibiera de un miembro de los casi desaparecidos montanistas, novacianos o incluso porque no de un donatista, en cualquier caso tuvo que ser alguien anterior al concilio de Nicea, pues las enseñanzas unitarias, antitrinitarias fueron parte de su credo y algunos de esos escritos como el Pastor de Hermas, había caído en desuso entre los nicenicos, bizantinos, nestorianos, incluso entre los arrianos ara ese tiempo.

El caso es que en aquella zona era difícil tener acceso a las escrituras, sobre todo en aquella remota región, además la iglesia de Roma, había empezado a tomar el control de las escrituras limitando estas a los obispos a los sacerdotes que oficiaban y a lo monjes de los monasterios, con lo cual el pueblo había casi perdido el conocimiento de estas. El efecto en de la lectura de estos escritos en Constantino fue crucial, decidió refundir el movimiento cristiano del cual recibió el mensaje, hasta el grado que se dice que cambio su nombre por el de Paulo, en honor al apóstol, o quizás para no llevar el nombre del que consideraba culpable del poder de la iglesia romana, aquel celebre emperador romano del siglo IV, Constantino el grande. Así es posible que el nombre de Paulo el armenio haga referencia al mismo Constantino cuando ya había efectuado el cambio.

Sea por la razón que fuera, en poco tiempo, este hombre agrupó a un numero reducido de miembros con los que estudio minuciosamente las escrituras, abandonando poco a poco doctrinas y costumbres comunes y arraigadas en aquella época, como la adoración o veneración de imágenes, el bautismo de infantes, la doctrina trinitaria. Sobre esto último, se le llama unitarios por el hecho de aceptar a Dios como indivisible y único. De hecho citando del Pastor de Hermas ellos aceptaban esto : Ante todo, cree que Dios es uno, y que Él creó todas las cosas y las puso en orden, y trajo todas las cosas de la no existencia al ser, que comprende, todas las cosas siendo Él solo incomprensible. Cree en Él, pues, y témele, y en este temor ejerce dominio sobre ti mismo. Guarda estas cosas, y te verás libre de toda maldad, y serás revestido de toda excelencia y justicia, y vivirás para Dios si guardas este mandamiento.».(Pastor de Hermas, 26)

Por otro lado rechazaron la divinidad de Cristo, es decir, lo tenían como hijo de Dios, aceptando la concepción virginal de María, pero rechazando de plano toda adoración a esta, o la posición de madre de Dios, pues nunca consideraron a Jesús como a Dios. Rechazaron la fecha impuesta por la iglesia nicenica del nacimiento de Jesús el 25 de Diciembre y toda clase de celebración tal como se empezaba a hacer en aquella época.

Repudiaron el uso de la cruz y de las reliquias como herramientas para la adoración, como decían ellos esas cosas eran una manufactura común de un artesano mortal, sin otro valor que el arte que manifestaba su artífice. Motivo por el cual les era ilícito incluso hacer la señal de la cruz.

Sobre el bautismo de infantes, entendieron que si Cristo y los apóstoles, fueron bautizados a una edad de madurez emocional y mental, eso lo hizo como ejemplo en los demás, no está muy claro por otro lado si aceptaban el bautismo premortum, es decir, como también se acostumbraba a hacer a ciertos conversos, a fin de asegurar su salvación, es muy posible que tampoco lo aceptaran, en vista de que tomaban al pie de la letra las escrituras.

Por otro lado, se alejaron de toda unión de iglesia y estado, contrario a lo que buscaban los líderes de la iglesia romana y bizantina, trampa en la que habían caído hasta los arrianos. En imitación de los primeros cristianos, evitaron el control centralizado que tanto habían estado buscando la cristiandad, quienes consideraban al papa casi como un ser superior. En el caso de los paulicianos, no se sabe de algún líder, salvo el propio Paulo, pero del que se dice no se consideró fundador de nada nuevo, además murió como mártir, en imitación a los líderes cristianos de los primeros siglos.

Fueron duramente perseguidos, por diferentes emperadores bizantinos, destacando desde el años 842, de forma cruel, las persecuciones dirigidas por la emperatriz Teodora de Bizancio, que por razones desconocidas odio a muerte a los pacificos paulicianos. Oros continuaron su lucha a muerte contra estos y la mayoría de sus escritos en su original Armenia, fueron destruidos.


A mediados del siglo XIX, un orientalista y profesor de la universidad de Oxford, Federic Conybaere en un viaje a Armenia, se topó con una copia de una obra utilizada por los paulicianos, el llamado libro "La llave de la Verdad", gracias a ese documento, ha sido posible conocer las enseñanzas, doctrinas y organización de uno de lo que se puede considerar como uno de los movimientos más puros de aquella época.

Se sabe, que aparte de rechazar la jerarquía eclesiástica en la que tanto la iglesia nicenica, como la bizantina estaba enfrascadas, ellos tan solo tenían un grupo llamado hermanos peregrinos, quienes viajaban de congregación en congregación, para fortalecerlas y mantenerlas unidas doctrinalmente., es posible que existiera un grupo administrativo, que se encargara de las labores de organización y control de la enseñanza, pero entre los que no existía un líder destacable, todos además pertenecían a su vez a alguna de las congregaciones de donde procedían, y eran como uno mas. Los ministros que gobernaban las diferentes iglesias o congregaciones, estaban obligados a ser casados, no entendían el celibato como una manera de ser mejores cristianos, lo cual los alejó entre otros del montanismo. Los ministros debían hacer un juramento de servicio y martirio, cosa que de alguna manera los acercaba a las costumbres donatistas.

Hacia el siglo IX, se produce un suceso que marcará de alguna manera el devenir de los paulicianos. Las persecuciones bizantinas obligan desplazarse de su zona habitual de influencia y los lleva a refugiarse en la parte mas oriental de Armenia, que en ese tiempo se encuentra bajo la influencia y protección de los musulmanes, es ese tiempo mucho mas tolerantes con las religiones cristianas, sobre todo si estas rechazaban la idolatría y las que predicaban que Jesús no era Dios, a estos les solían llamar las religiones del Libro. Fue allí donde destacó un funcionario convertido al paulicianismo, llamado Karbeas, este quiso establecer un estado independiente, con capital en Tefrik constituido sobre todo por paulicianos, que venidos de las montañas donde se habían refugiado, formaron el grueso de la población, a los que con el tiempo se añadieron muchos maniqueos, quienes huyendo de las persecuciones y la criba de los recelosos emperadores bizantinos, contra todo movimiento que fuese auspiciado por los musulmanes.

Entre los años 845, hasta finales de ese siglo, este pequeño territorio, sirvió tanto a musulmanes como a bizantinos como colchón fronterizo. Pero, puesto que los paulicianos no solían ser guerreros, por sus propias creencias tampoco pretendían formar una nación poderosa, a menudo eran atacados por las huestes de Bizancio, en numerosas ocasiones los musulmanes tuvieron que acudir en su ayuda, pues pocos de estos tomaban las armas. Pero como Carbeas, era antes de convertirse al paulicianismo un general del ejercito bizantino, por lo tanto un experto militar, conocedor de estrategias, y al no renunciar a su carrera militar, en numerosas ocasiones se vio enfrentado a los ejércitos del emperador de Constantinopla, llegó incluso a extender su zona de influencia, pues llegó a tomar alguna que otra ciudad, como Samosata, cuna del gran líder del adopcionismo antiguo, frente a la poderosa empedradora Teodora.

Con el tiempo, sin embargo sufrieron otras influencias, como las del maniqueísmo y de otros refugiados que iban llegando a la zona, y no significando esto que los paulicianos como religión aceptaran o mezclaran sus creencias con los seguidores de Manes, ni mucho menos, pero algunos miembros tal vez si. Otros no tuvieron reparo en tomar las armas ya no para defenderse de los ataques bizantinos, sino para conquistar territorio para su fin. Surgió a finales de siglo otro gobernantes en la región, un tal Crisocheir, quien también aliado con los musulmanes formó un ejercito fuerte y mantuvo en jaque al ejercito bizantino, logrando incluso conquistar varias ciudades de Asia menor antes bastiones del imperio bizantino.

Pero la venganza del emperador Basilio fue cruel, mató a Crisocheir y su ejercito fue vencido, llegando los enemigos a la ciudad principal del pequeño estado pauliciano, Tefrik, destruyendo y haciendo una gran matanza de paulicianos y maniqueos, que de nuevo se vieron obligados a huir, esta vez al noroeste.

A menudo se les tildaba a los paulicianos de secta maniquéa, en parte quizás por el contacto que tuvieron, por la común persecución que sufrieron por parte de la cristiandad, pero también porque en aquellos tiempos y concretamente en aquella zona, el maniqueísmo era sinónimo de la peor de las herejías, notemos por ejemplo una abominable acusación vertida contra lo paulicianos. En Armenia al patriarca de la iglesia Armenia, por supuesto afín a las ideas de la iglesia bizantina, Juan de Otzin, al describir los cultos paulicianos afirmaba que hacían reuniones secretas en las que practicaban todo tipo de perversiones sexuales incestuosas, y las criaturas nacidas de estas relaciones, eran lanzadas hasta morir de unos a otros, para elegir al líder del grupo, a la persona en la que muriera la criatura, y con la sangre del bebé hacían pan para celebrar sus ritos satánicos. Algo parecido a como sucedió con los Priscilianos a los que se acusaba de efectuar ritos diabólicos y brujería, a menudo en los escritos contra paulicianos se les trata de relacionar con el maniqueísmo o con el satanismo.

Por ello, es posible que todas esas luchas que se les atribuyen pudieran ser inventadas por los mismos enemigos, es posible que esos generales o líderes guerreros, eran tan solo simpatizantes del movimiento, pero desconocedores de sus doctrinas y formas. También es posible que sencillamente se refugiaran en aquella región dominada por el maniqueísmo y la lucha la llevaran estos últimos. En cualquier caso la cruel persecución a la que se vieron sometidos por los bizantinos los obligo a emigrar a zonas mas alejadas de su origen, llegando con el tiempo a penetrar en Europa a través de los Balcanes. También se cree que numerosos grupos de paulicianos, buscaron refugio en el noreste, en Bulgaria, incluso en Rusia, por ello algunos historiadores los relacionan con los bogomilos y con los molokanes, de los que con posterioridad trataremos más profundamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada