Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Siglos XI al XV : La baja edad media

Si los primeros siglos de la llamada edad media, se pueden resumir en un paulatino oscurecimiento del legado cristiano, encaminándose a una época tenebrosa, en la que salvo los denostados paulicianos intentaron un acercamiento a los orígenes. Dos grandes religiones surgieron en esa época como hemos visto, por un lado el Islam, que se abrió camino casi desde el principio a base de espada, por medio de las conquistas, pero también hay que decirlo, por la sencillez de su enseñanza, que hacía que la mayoría de los pueblos conquistados aceptaran la nueva fe sin dificultad, alejada de los formalismos y definiciones confusas que sobre Dios, Cristo y el Espíritu Santo, que se venían elaborando en las diferentes ramas del cristianismo mayoritario. El mundo musulmán para el siglo XI había llegado a una plenitud y al cenit de su civilización, de hecho los pocos avances tecnológicos surgidos en esa época se le pueden deber al mundo árabe. Por otro lado eran mucho más tolerantes con otras religiones e ideas que lo que estaba siendo el lado de la cristiandad, en cierto modo se podía decir que del lado musulmán en aquella época se vivía mejor. El progresivo avance del islam propicio guerras en un lado y otro de las fronteras del imperio de Mahoma, tanto en España, frente a católicos como en oriente frente a los bizantinos. Surgió también en la parte final de esta etapa la Iglesia Ortodoxa, que surgió no por deseo de acercamiento hacia las raíces del cristianismo, sino por caprichos políticos y del poder. Esta iglesia también se extendió, si bien no de la misma violenta manera como lo hizo el islam, si en lo que a territorio, pues hacia el norte hacia Rusia, como en la zona nor-oriental de Europa, fueron surgiendo iglesias llamadas ortodoxas, cuya raíz común fue la iglesia bizantina. Pero aunque la autoridad del patriarca de Constantinopla, se consideraba como la cabeza de dichas iglesias, no se podía comparar al poder que los ahora llamados papas de Roma estaban tomando. Desde Carlomagno, eran muchos los reyes que quisieron dominar sobre la iglesia, y hubo numerosos casos de simonía, mercantilismo en el nombremiento de obispos y cardenales, a menudo eran nombrados nobles o hijos de nobles, afines a algún gobernante.
Las cosas cambiarían a partir de Gregorio VII, quien se empeñaría en que las cosas se inviertieran y fuera la iglesia quien dominara sobre los poderes temporales, asi sacó a la luz su "Dictatus Papae" una lista de 27 axiomas que vinieron a dar a la iglesia, una autoridad suprema, superior a la de las escrituras y al papa una autoridad y santidad como nunca antes había tenido, hasta el grado de decir lindeces como esta : sólo el Papa es universal, ninguno puede juzgarlo. Él solo puede desligarse del juramento". Con esas premisas y sobre todo las de asegurarse que los nombramientos provenieran de la institución romana y no de los laicos, sean reyes o nobles, así la iglesia se en apariencia se independizaba del poder politico y era esta la que empezaba a tomar decisiones de colocar o por el contrario hacer caer en desgracia a reyes que no eran afines a sus propósitos.
En esta segunda etapa de la edad media, veremos el surgimiento de la primera guerra liderada por la iglesia católica, animada por esta y que en el nombre de ella, significaría el inicio de una era en la que la muerte por motivos religiosos, en este caso contrarios a los de Roma, sería la manera más eficaz de establecer la doctrina de la cristiandad. Las cruzadas significaron una de las etapas mas tenebrosas de lo que una ideología religiosa podía mover. Aunque en muchos casos algunos de los caballeros cruzados guardaban motivos mas materialistas que religiosos para unirse a estas, fueron muchos sacerdotes y líderes religiosos los que se unieron a la lucha. El pacifismo del cristianismo que Jesús enseñara, al decir amar a los enemigos (Lucas 6:27) y guardar la espada en su vaina, (Juan 18:11) o los que toman la espada, perecerán por la espada (Mateo 26:52) había caído en el olvido y ahora se convertía mil años después en palabras del papa Urbano II : Hagamos que aquellos que han promovido la guerra ... marchen ahora a combatir contra los infieles y concluyan en victoria una guerra que debió haberse iniciado hace mucho tiempo....
En esta vergonzosa lucha murieron a manos de los cruzados, muchos musulmanes, pero también judíos y cristianos que convivían pacíficamente en aquellos territorios de la Palestina que se supone que estos cruzados iban a liberar. Pero como sucediera mas adelante en España, todo aquel que se sentía seguro y protegido bajo el islam, aunque no compartiera su fe y sus costumbres, fue después perseguido y exterminado.
Por otro lado esa misma idea de cruzada, fue aplicada a otros territorios dentro del ámbito de la cristiandad, donde grupos religiosos minoritarios en los siglos XII-XIV, sobre todo en el sur de Francia fueron masacrados en el nombre de la iglesia. Asi reza una condena contra las herejías publicada alrededor del año 1229 en realción a ciertas discusiones dadas en el concilio de Letran de 1215 : Excomulgamos y anatematizamos... a todos los herejes»: cátaros, patarenos, pobres de Lyon, pasaginos, josefinos, arnaldistas, esperonistas y otros, «cualquier nombre que lleven, pues tienen caras diversas, pero las colas atadas unas con otras , pues por su vanidad todos convienen en lo mismo» En ocasiones la confusion de nombres, hizo que se acusaran de herejía a ordenes católicas que luego fueron readmitidas, pero cuando el daño ya estaba hecho.
La durez de los ataques contra los diferentes grupos revolucionarios o disidentes que surgian por doquier provocó que se establecieran sistemas mas organizados para luchar contra estos movimientos, dando todo esto inicio a lo que mas tarde sería la llamada inquisición.
Así podemos afirmar que la llamada baja edad media, iniciada en este nuevo milenio fue el inicio de una de las épocas mas difíciles para el empequeñecido trigo sembrado mila años atrás y que sin embargo sobreviviría en forma de elementos que se atrevieron a rebelarse en aquella condiciones contra la poderosa y corrompida mala hierba que los rodeaba.

1 comentario:

  1. no me sirvio la vola!!!!!!!! al chiri le usta la makita po logo chiwa

    ResponderEliminar