Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

El Renacimiento espiritual en Europa

Es difícil establecer el fin de la edad media, y por lo tanto el inicio histórico conocido como renacimiento, por lo menos en lo que a Europa, norte de África y Oriente medio se refiere, teniendo en cuenta que era el mundo conexionado y conocido de entonces. Todo lo demás, la India, Extremo oriente, estaba alejado y para los europeos obstaculizado su acceso por el imperio islamico, que lo rodeaba. Similar situación tenían los imperios del África subsahariana, América era desconocida su existencia, lo mismo quelas lejanas islas de Oceanía, pero pronto y precisamente ese detalle sería parte del fin de esa época de aislamiento continental llamado la edad media.
Por lo general los historiadores no se ponen de acuerdo en que suceso marca el fin de esta época y el inicio del llamado renacimiento, según de que país hablemos, por ejemplo en España, no cabe duda que el retroceso de los árabes y la reconquista de todo el territorio, allá por el año 1492, junto con el descubrimiento de América, supuso un punto de viraje en la historia, y podríamos decir que hubo un antes y un después de este año. En Inglaterra y Francia, quizás se pueda decir que el fin de la guerra de los cien años en 1453. Mientras que en Italia, el renacimiento fue mas bien cultural, con la venida de Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci, Dante, Maquiavelo y otros, todo en el siglo XV. Mientras que en la parte más oriental de Europa, la caída de Constantinopla en manos de los otomanos en el 1453, poniendo fin al último vestigio del imperio romano, significó el fin de la edad media, por lo menos en aquella región.
En términos científicos y tecnológicos el desarrollo de la imprenta en 1452 por Gutemberg, supuso un cambio radical en la comunicación del saber, lo cual desembocó en la revolución más importante tanto científica como religiosa, gracias a la cual se pudo lograr muchos de los avances en estas ramas en los futuros siglos.
A nivel religioso, sobre todo en lo que al cristianismo se refiere, que es el tema sobre el que estamos haciendo este estudio, la reforma protestante de 1560 supuso una explosión de ideologías solo superado por la siguiente revolución religiosa de la era moderna, los siglos XIX y XX. Pero esta reforma protestante tuvo sus orígenes, como ya vimos, en sucesos acaecidos a finales de siglo XIV y principios del XV, sobre todo de la mano de los que podríamos decir fueron precursores de dicha reforma, John Wycliffe, Jan Hus, o Gregorio de Praga. Así que con ellos damos por concluida una época y con los que redescubrieron sus ideas, haciéndolas suyas, Lutero, Calvino, Zuinglio y Knox, daremos inicio a esta nueva. Podríamos decir que se abre una tercera etapa en un cristianismo que necesitaba volver a sus origines y buscar en las escrituras el sentido. Esto supuso el respiro que numerosos grupos minoritarios que ya habían dado el paso y por ello había sido brutalmente masacrados y obligados a malvivir en una clandestinidad y silencio casi absolutos. Los Humilliati, paulicianos, valdenses, husitas, hermanos moravos y otros de los que hemos ido hablando hasta ahora, por lo general se dice que habían desaparecido, pero lo que sucede es que la inquisición les había tapado la boca y obligado a permanecer escondidos. Ahora salen de sus escondites y muchos abrazan el nuevo cristianismo, en algunos casos sacrificando muchas de sus doctrinas y perdiendo su propia identidad.
Otros sencillamente aprovecharon la ocasión para abrirse camino a la libertad en otras tierras, pues los siguientes siglos significarán una expansión hacia todos los lugares del planeta, ya que se dio inicio desde el descubrimiento de América por Colon en 1492 a una ambiciosa lucha por descubrir mundo y ganar territorios en continentes hasta ahora demasiado alejados de lo que el hombre medieval consideraba su mundo, América, Extremo oriente, África y Oceanía. Aunque en algunos casos no eran los primeros, por ejemplo en Asia, los nestorianos habían llegado a rincones lejanos de la India y China. La iglesia Ortodoxa, aunque dividida políticamente mas cohesionada religiosamente, había sido reducida a una minoría en la tierra de sus orígenes, Constantinopla, debido a las hordas otomanas, pero se habían abierto camino hacia tierras distantes, pues habían convertido a los lejanos rincones del norte de Europa, las tierras bálticas y gran parte de Europa oriental, Rusia, Bulgaria, los Balcanes a la cabeza, llegando a territorios de Asia hasta Siberia. Aunque también entre los ortodoxos surgieron grupos minoritarios disidentes, pues también sus iglesias habían caído en la opulencia y el poder político.
Por otro lado se notará un marcado contraste entre la llegada del catolicismo, la del protestantismo y la de algunas minorías, en cuanto al método para esparcir su religión en aquellas lejanas tierras. Puesto que unos iban imponiendo conversiones forzosas, otros lo hacían en plan misional y otros sencillamente establecieron colonias cerradas y aisladas, sin pretensiones expansionistas.
En cualquier caso diferentes cristianismos llegaron a todos los continentes y allí mismo nacieron otros grupos religiosos disidentes de estos mismos, esto de alguna manera supuso que el verdadero trigo por fin saliera y llegara a todas partes del mundo.
Este tercer periodo, nos llevará hasta la era moderna, los siglos XIX y XX, tan solo 300 años de historia, pero supondrá una de las épocas mas fructíferas y donde se fraguaron los movimientos cristianos de la última época. Significó un despertar de la búsqueda religiosa, como nunca se había visto, puesto que se llevaban demasiados siglos de control y dominio absoluto de una iglesia cada vez mas alejada de la de aquella primera etapa de sus inicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario