Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Los Illuminatis : El Secreto desvelado

Esta figura que aparece en los billetes de un dolar, fue un simbolo utilizado por los illuminatis




Para el siglo XVIII, se empezaba a abrir una grieta importante entre la religión y la ciencia, hasta ese tiempo pocos, si es que había alguno que se declaraba ateo, quizás entre algunas clases podía haber indiferencia, pero defensa de la no existencia de Dios, era algo inconcebible, pocos se declaraban ateos. Sin embargo desde Denis Diderot, Imanol Kant y otros filósofos, el ateísmo empezó a resurgir como tendencia, muy minoritaria, pero era un peligro para el avance del cristianismo.

En el año 1776, un alemán de la ciudad de Baviera, funda una orden pseudomasonica, o por lo menos con connotaciones masónicas, pero sin tantos ritualismos, la llamó la orden de los Perfectibilistas, por aquello de buscar la perfección del ser humano. Lo mas insolito fue que además se empezó a distinguir por aceptar ateos dentro de sus filas. Era algo insólito, un movimiento originado por un religioso, que no requería de sus miembros que creyeran en Dios.

Se trataba de Adam Weishaupt, profesor de Derecho Canónico de la Universidad de Ingolstadt, nacido en el seno de una familia judía cuyo padre era el rabino George Weishaupt. A la edad de cinco años había quedado huérfano y fue criado junto con su hermana por su abuelo Johann Adam Ickstatt, quien trabajaba como director de un colegio jesuita, por ello, pese a ser judío, se hizo católico y fue educado en el poderoso movimiento ultra católico, que era la orden de los jesuitas en aquel tiempo. Lo cual no significó que se hiciera el de la orden, aunque algunos afirman eso, el parece ser que sentía cierta repulsa hacia los jesuitas, quizás se llevara algún desengaño o no gustase los métodos empleados en su educación, o sencillamente, renunciara a ellos una vez disueltos en 1773. 


Estudió derecho, economía, política, historia y se interesó en la corrientes ocultas como el gnosticismo y la filosofía de la recién fundada masonería. Según ciertas fuentes de la época aseguran que era un ávido lector y conocedor de toda clase de ideas liberales y científicas del momento.

Poco después de disolverse la compañía de Jesús, ingresa en la masonería, donde estuvo por poco tiempo, según opinaba aquello lo decepcionó por el hecho de considerarlas simples reuniones sociales, donde no encontraba respuestas ni le ofrecían nada nuevo. Es posible que la razón fuera mas bien al contrario, que fuera expulsado de la masonería por sus deseos de remodelar los estatutos de esta. Adam Weishaupt fue de los primeros masones en abordar temas religiosos y políticos dentro de las logias, motivo que le gano muchos enemigos dentro de la francmasonería, incluyendo a los máximos cuerpos masónicos internacionales de ese entonces, por ello debió de abandonar la logía y montarse por su cuenta.

Así, basándose en los métodos, en el secretísimo masón y en la disciplina jesuita, funda la orden de los Perfectibilistas, un movimiento de librepensadores en su Baviera natal, pero como ya dijimos antes, el sentido del movimiento, lejos de ser religioso, se consideraba mas humanista, procuraba instruir a los miembros en la mejora de la persona desde dentro, compartiendo su sabiduría humana con los demás.

Pero la entrada de numerosos ateos a la Orden hizo que pronto se convirtiese en una sociedad anticlerical, se hicieron llamar los Illuminados de Baviera, o Illuminatis. El grupo fue en aumento, ingresando cada vez mas extremistas antireligiosos, desengañados y filósofos agnósticos. Hasta que un gobernador llamado Karl Thoedor, un duro opositor de todo clase de sociedades secretas, prohibió todos los actos de los illuminatis y de la francmasonería, por lo cual Weishaupt, se refugió en Sajonia, donde vivió y escribió todo lo que se conoce de las vicisitudes de los illuminatis y las persecuciones de la Iglesia.

Pero fue precisamente del registro que se hizo en la casa de Adam Weishaupt en Baviera, de donde surgió las acusaciones sobre el macabro propósito final de la orden de los illuminatis y la maldición que les ha seguido. Según parece en algunos de sus apuntes, hablaba de dominar todas las facetas de la masonería, de la necesidad de acabar con las monarquías de Europa y poner fin a la Iglesia Católica. De hecho había elaborado una lista de seis pasos necesarios para unificar al mundo en un gobierno mundial al que llamó : Nuevo Orden mundial, la famosa lista dice los siguiente :

1. Abolición de la Monarquía.
2. Abolición de la Propiedad Privada.
3. Abolición de la Herencia.
4. Abolición del Patriotismo.
5. Abolición de la familia
6. Abolición de toda religión

Algunos afirman que sobre estos principios se asienta la teoría Anarquista, es muy posible, pero en realidad Weishaupt, no fundó la orden para lograr eso, el simplemente escribió que esa era, desde su punto de vista la única manera de crear un mundo justo y pacifico, pero el mismo reconoció que se necesitaba un poder sobrenatural para lograrlo y por lo tanto no esperaba con su movimiento conseguirlo por sus propios medios.

En realidad se basó en una premisa de la masonería que decía lo siguiente : un día, las actitudes y valores de todos los hombres de todas las naciones evolucionarían naturalmente, hasta el punto en que todas las religiones se fusionarían. Cada hombre vendría a entender que todos los hombres son hermanos. Y los masones irán al frente de este nuevo entendimiento global. Este nuevo sistema global era inevitable y ocurriría naturalmente, de forma pacifica, pronosticaban, pero quizás Weishaupt, pensaba que había que forzar ese fin, y por ello opinaba que solo con mucho esfuerzo y tomando ciertas decisiones mas radicales como las que el proponía, se conseguiría. Uno de los principios básicos de los Illuminati, aunque en parte también de la masonería fueron los siguientes :

1. El hombre es inherentemente bueno.
2. Todos los problemas del hombre son resultado de un mal ambiente. Por tanto, todos los problemas del hombre pueden ser curados si tan sólo se cambia su ambiente.
3. La razón del hombre es suprema y si se deja irrestricta por el dogma religioso, podría crear una utopía terrenal.
4. El maravilloso fin justifica cualquier medio necesario para lograrlo.

Es posible que haya observado que lejos de alcanzar esa utopía, las religiones establecidas, mostraban una actitud beligerante, pero sin un fin noble de mejorar o pacificar al hombre y además alejándose de la razón. La cristiandad pretendía dominar y durante mucho tiempo lo hizo en toda Europa, pero sin lograr unificar a las naciones en una sola, ni hacer que las naciones bajo su dominio vivieran una era de paz. (solo hay que ver la largas guerras entre Inglaterra y Francia, como la de los cien años para darse cuenta). Por otro lado el protestantismo prometía una era de libertad, igualdad y paz, pero unidos al poder fueron tan tiranos como los otros y además extremadamente divididos en multitud de movimientos religiosos en disputa y en muchos casos enfrascados en luchas violentas. Todo eso motivó a pensar que era el tiempo de dar una oportunidad a otro camino.

Se le atribuye también a Weishaupt, la creación de un símbolo que ha dado mucho que hablar. Se trata de una pirámide en cuya punta, separada de la base se superpone un ojo que según la interpretación significa el ojo que todo lo ve. Pero no fue un símbolo que el creador de los illuminatis se inventara de la nada, en realidad entre los muchos símbolos de la masonería, ya existía el triángulo con un ojo superpuesto que representa la omnipresencia, omnisciencia y omnipotencia de la divinidad o el Gran Arquitecto, es decir Dios.

Pero según la interpretación de los mas sensacionalistas para los illuminatis, en no era Dios la representación de ese ojo sino el Diablo, porque era la ayuda que necesitaban para acabar con la iglesia, pero todo eso no tiene base. De hecho por su paso por la masonería, es posible que Weishaupt haya aceptado que la persona del Diablo no es real, como afirman estos, por ello es mas probable que se refiera a Dios mismo con el símbolo del ojo, pues nunca afirmó no ser creyente. El que aceptara ateos en su movimiento, fue porque buscaba a todos aquellos que estuvieran descontentos con la iglesia, y los decepcionados con el protestantismo, los cuales al no tener alternativas habían optado por la no creencia.

Sin embargo, muchas de estas cuestiones sobre la persona de Weishaupt, no están confirmadas históricamente, es más, abunda la fábula y los mitos alrededor de la continuación del movimiento posterior a 1784. Se habla de que continuaron en secreto, que hoy día forman una especie de movimento en la sombra que está detrás del mundo de la banca, en otras ocasiones se le ha relacionado con el socialismo o con otros poderes políticos, con el movmiento ateo mundial. Con una especie de gobierno escondido que maneja los hilos de lo que se mueve en el mundo. Hasta cietnado unas supuestas cartas cruzadas de un ex-conbaitente conferederado llamado Albert Pike y un francmasón italiano, el filósofo, Giuseppe Manzzini, en la que se hablan de forzar tres guerras a nivel mundial, para eliminar a los zares, forzar el socialismo internacional, acabar con el sionismo y finalmente contra el islam.

Pero son todas conjeturas, pues en realidad, no se encuentran los originales de las mencionadas cartas y ni siquiera queda demostrado que la orden de los iluminaties en su momoento de mayor esplendor tuviese muchos seguidores. Lo que si queda claro es que durante aquella persecución fueron disueltos y nunca más se habló de estos, tres edictos acabaron con ese minúsculo foco de rebelión aristocrática inspirada en los principios de la ilustración.

En muchos casos, algunos historiadores, pero sobre todo muchos escritores de fama internacional, han llenado libros sobre infinidad de fantasías, acerca de confabulaciones, de sociedades que gobiernan en la oscuridad, de como de la masonería iluminada surgió el comunismo y casi siempre se valen de los misteriosos illuminatis para mostrar sucesos que han llevado a nuestra era a ser como es. Por supuesto que en todo esto hay una linea a seguir y una dirección en las cosas, pero no es esta supuesta orden secreta, por muy influyentes que sean. Salvo que fuera una orden tan secreta que ni siquiera los que pertenezcan, sepan de ella.

En cualquier caso, este movimiento y otros de similar calado que irán surgiendo solo vienen a demostrar el descontento que había en aquella época por ese cristianismo que había abandonado no solo sus origines, sino su sentido y su propuesta, y con ello la esperanza de futuro. Por supuesto esto a nivel de los grandes movimientos, siempre hubo pequeñas minorías muy perseguidas por todos, que marcaron el camino a seguir. Desde el inicio del renacimiento hasta llegada la era de la industrialización en el siglo XIX, surgirían mas ideologías opuestas al cristianismo, algunas como los perdidos illuminatis y otras que ya no nacerían de ordenes cristianas sino de una filosofía que iba plenamente en contra del pensamiento religioso, será por lo tanto otro intento más de cubrir con brotes de hierbas enemigas al escondido trigo.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada