Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

JUDÍOS MESIÁNICOS : ¿DE VUELTA CON EL JUDEOCRISTIANISMO?

Un intento por mezclar el judaísmo más tradicional con el cristianismo


Ya hemos visto como la tendencias hacia un cristianismo mirando a la ley mosaica, se hizo común desde el siglo XVIII y sobre todo en el XIX. Es así el caso de los puritanos, bautistas del Séptimo día, los cristadelfianos, y los adventistas del séptimo día. Pero no fueron los únicos, ni los primeros en mostrar ese acercamiento hacia los judíos. Cierto sionismo ha estado presente en algunos movimientos cristianos como los cristadelfianos al esperar el establecimiento de los judíos en Palestina como parte de la profecía bíblica, o los primeros Estudiantes de la Biblia, (posteriormente conocidos como testigos de Jehová), que hasta principios del siglo XX, les llevó a interpretar profecías relacionadas con el establecimiento de Israel como nación de forma literal. Aunque estos últimos rectificaron y entendieron mejor el significado simbólico de estas profecías, hubo muchos que esperaban una vuelta de los judíos como pueblo de Dios, por medio de una conversión masiva al cristianismo. Si bien esa conversión no la hubo, ni la ha habido, en el siglo XIX, existió un cierto movimiento entre algunos sectores de la comunidad judía por una especie de acercamiento a reconocer a Jesús como el Mesías esperado.

Este movimiento de judíos hacia el cristianismo o cristianos hacia el judaísmo, no era en si nuevo, así en Rusia, se habla de los Strigolniks, un movimiento surgido en el siglo XV, aunque tuvo un nuevo avivamiento en el XIX.

El origen de los Strigolniks es un tanto incierto, se dice fue a raíz de que un Judío llamado Horie empezó a predicar una mezcla de Judaísmo y Cristianismo; y tuvo dos principales continuadores de su predica, dos sacerdotes judíos, Denis y Alexie, quienes ganaron un gran número de seguidores. Poco después Karp, un exdíacono ortodoxo, se unió a los Strigolniks, y acuso al más alto clero de vender el oficio de sacerdocio, además de corromper la iglesia, al punto de contristar al Espíritu Santo. El fue un propagador con mucho éxito de este movimiento. A ellos se unieron otros movimientos de tipo sabatarios como los Subbotniki, quienes desde la iglesia ortodoxa, pedía una vuelta al sábado sagrado. También se desarrolló en la misma Rusia ortodoxa, otro movimiento espiritual los llamados Khristovers y los Ikonobors (luchadores contra los iconos). Debido a las persecuciones muchos emigraron a Inglaterra y a América junto con algunos matrimonios mixtos, compuestos por miembros de diferentes ideologías.

El origen de los judíos mesiánicos, sin embargo no lo encontramos en estas fuentes, sino en un origen plenamente judío. Durante siglos, entre las diferentes comunidades judías se extendió la idea de la espera de un Mesías liberador, surgieron por doquier falsos Mesías o personajes a los que se les atribuyó dicho titulo. Según la enciclopedia judía, 28 diferentes supuestos Mesías han aparecido hasta 1744, y siempre resultaron en decepción, sobre todo cuando eran apresados o muertos, sin ningún resultado. 

En Inglaterra, la comunidad judía había crecido desde su vuelta a la isla a mediados del siglo XVII, y fue allí precisamente donde encontramos los primeros judíos que dejaron de esperar un Mesías futuro, hubo los judíos reformistas que sustituyeron la creencia en un Mesías personal por la creencia en una edad mesiánica. Así la esperanza mesiánica dejó de guardar relación con la idea tradicional de un regreso de los exiliados a Sión.

Otros sin embargo se centraron en estudiar quién fue aquel Jesús, al que no aceptaron en su día, el verdadero Mesías que ahora iba a volver. Así nació el movimiento que ahora se conoce como el de los judíos mesiánicos. La base doctrinal de estos se encuentra en la siguiente declaración de intenciones : Cuando al Eterno le plació incluirnos en su plan de restauración, nos incluyó en el mismo pacto dado a Avraham, Yitzjak y Yaacov, que posteriormente fue establecido con todo el pueblo por medio de Moshe. Por eso, cuando la Toráh fue dada a nuestro pueblo Israel en Sinai, los tipos y símbolos incluidos en ella nos orientaban hacia el Mesías que habría de venir; y que por Su medio ahora los gentiles tienen acceso a los pactos y las promesas del Eterno. La venida de Mashiaj fue anunciada desde B'reshit (Genesis) 3:15 y su cumplimiento se encuentra en las paginas del Brit jadashah (Nuevo Testamento). No obstante, ningún aspecto de lo declarado en el Brit Hadashah, es, ni puede contradecir lo declarado en la Torah. Ninguna declaración tanto de Yeshua, o de Rav. Shaul (Pablo) pueden ni deben contradecir nada de lo expuesto en la Torah. Por lo tanto, declaramos que el Brit Hadashah es el cumplimiento de lo expuesto por el Eterno en Su Torah, y no un reemplazo de esta, y por eso no lo llamamos "Nuevo Testamento", sino Brit Jadasha o Escritúras Apostólicas.

Este movimiento, que aun no siendo homogéneo, pues se encuentra dividido en decenas de grupos diferentes, todos tienen en común la aceptación de Cristo y del antiguo Testamento, algunas veces en parte, otras al completo, evitando las secciones en las que se arremete contra la ley mosaica. El origen de este movimiento revolucionario y muy rechazado entre los judíos, se remonta a dos fuentes distanciadas en lugar y época, pero que con el paso del tiempo se funden. 

Según el libro del rabino historiador Baruc Maoz, "Judaísmo no judío", la primera la hallamos en un grupo de unos 40 miembros de una sinagoga londinense, de donde se formó a mediados de siglo, un grupo que se hizo llamar la congregación de Ben Abraham. A partir de allí se fueron formando otros grupos, como el liderado por un rabino llamado C.A. CA Schönberger quien junto a otros rabinos, formó la Alianza Hebreo-Cristiana de Gran Bretaña en 1866 organizada con sucursales en varios países europeos y los Estados Unidos.

Por otro lado, un rabino húngaro llamado Itzaac Lichtenstein, quien empezó escribir, en la segunda mitad del siglo XIX, folletos en los que animaba a todo judío a abrazar el cristianismo. Si bien el mismo nunca se llegó a unir a ninguna confesión cristiana de manera formal, es decir nunca se bautizó, pero se sabe que guardó alguna relación con los metodistas. Una frase que se le suele atribuir a el es la siguiente : "Busqué espinas y recogí rosas". El contexto de esta frase, fue su experiencia al investigar por primera vez en las escrituras del Nuevo Testamento. Este rabino se convirtió en el principal impulsor del movimiento y es considerado por todas las diversas congregaciones de judíos mesiánicos esparcidas por el mundo, como un ejemplo del creyente judío en Jesús.



<----Itzaac Lichtenstein nació en un hogar judío ortodoxo en el norte de Hungría en 1824. Recibió educación en una Yeshiva, siendo ordenado como rabino cuando aún contaba ni veinte años de edad. Eso si, sobresalía en conocimiento y comprensión de las escrituras, por ello estuvo al frente de varias comunidades judías en varias ciudades al norte de Hungría. Después se estableció como rabino del distrito de la ciudad húngara de Tapió Szele, en la cual ejerció por casi 40 años.

En la época en la que ejercía como rabino en la ciudad de Tapió, en cierta ocasión un maestro de escuela judío le ofreció una Biblia en alemán que el tenía, a fin de que Itzaac le diera su opinión. Al ver escrito en sus paginas el nombre Jesucristo, esto indignó mucho al rabino y reprendió al maestro por tener semejante libro. No obstante aceptó el regalo, quizás pensando que así por lo menos no estaría en manos de algún indocto que se dejase llevar por su contenido. Así, aquella Biblia quedó abandonada detrás de unos estantes donde colocaba los libros que no pensaba leer, permaneciendo allí por casi treinta años. 

Sin embargo, una insólita experiencia en su vida, le hizo cambiar de parecer y buscar de nuevo aquella polvorienta Biblia. Sucedió en un juicio que se celebró en un pueblo cercano llamado Tisza Eslar, donde se juzgaba a grupo de judíos, acusados del asesinato de una niña cristiana para usar su sangre en sacrificios rituales. No era la primera vez en la que se lanzaban acusaciones similares contra la comunidad judía, ni sería la última. Pero en aquel caso, la ayuda vino de un grupo de influyentes judíos cristianizados, entre ellos un profesor de la universidad de Leipzig el Dr. Franz Delitzsch, quién se puso en defensa de los judíos, pese a que el mismo había sido rechazado por su comunidad por aceptar a Cristo o creer en Yeshua, como ellos le conocen. Estos que se hacían llamar judíos mesiánicos, desenmascararon la trama y pusieron en evidencia a aquellos que llamándose cristianos, estaban siendo injustos y calumniadores. 

Aquel acto de valentía y sentido de la justicia, llamó poderosamente la atención de Itzaac, pues estos cristianos habían salido en defensa de los judíos, aún no compartiendo sus ideas. Eso movió al rabino a buscar en las paginas de aquella Biblia polvorienta que aún guardaba la enseñanza de aquel Yeshua en el que creía Delitzsch. 

Mientras leía en aquellas paginas, iba descubriendo algo nuevo y fortalecedor para el, pues aquel Jesús resultaba ser, alguien de quien se decía era, el liberador de Israel, el que traerá la paz, el redentor y que daría la vida. El mensaje de amor que encuentra en el Nuevo Testamento, por otro lado le hace ver que muchos cristianos no practican realmente el cristianismo que alegan defender. Un libro que antes era cerrado para él, comienza a traerle un mensaje fresco, distinto de lo que siempre había escuchado sobre Jesús.

Durante los siguientes años, siguió investigando en el Nuevo Testamento, por lo que se sabe, sin ayuda de nadie, guardando para si ese conocimiento y esa nueva luz que ahora le hacía ver las cosas de manera distinta. Fue en su sinagoga, donde empezó a promulgar sus nuevas enseñanzas. En un principio de forma solapada, iba hablando del amor al prójimo, utilizando las parábolas de Jesús y los mensajes contenidos en el sermón del monte. Aquello suscitó asombro e interés en sus oyentes, quienes jamás había escuchado ese mensaje. Lógico por otro lado, pues los judíos tan solo escuchaban de los cristianos, mensajes atacantes, difamaciones y condenas de la Biblia al pueblo judío, eso les hacía pensar que la Biblia cristiana solo contenía ese antisemitismo, que los diferentes movimientos cristianos, sobre todo europeos, promulgaban.

Fue precisamente hablando desde su sinagoga, cuando Itzaac, unos dos o tres años después de leer los evangelios, por fin tomó el paso de revelar a sus oyentes la fuente de su innovador mensaje. Cierto Sábado, cuando al hablar sobre la hipocresía, basándose en las palabras de Jesús en Mateo 23:27, donde la compara a sepulcros blanqueados, el mismo se siente motivado a quitarse la careta que hasta ese tiempo le impedía declarar su verdadera creencia. Después de la bella disertación, confesó a sus oyentes que aquella enseñanza la había tomado del Nuevo Testamento y empezó a hablar claramente de Jesús como el verdadero Mesías que tanto había esperado y al que en su día no hicieron caso. A partir de ese momento defendió sin tapujos que Yeshua, como el empezó a llamarle, era el redentor de Israel y animó a todos a unirse a ese movimiento ce judíos creyentes. No obstante jamás animó a los judíos a unirse a ninguna confesión cristiana, pues las consideraba hipócritas y alejadas del verdadero cristianismo.

Se decide entonces a poner por escrito sus ideas, lo hizo en tres publicaciones, las cuales causaron un gran revuelo entre la comunidad judía, como era de esperarse. El efecto de esos escritos, cruzó las fronteras de Hungría y llegó a ser conocido en toda Europa. Era toda una noticia el que un antiguo y respetado rabino, aún en servicio, estaba ahora llamando a su pueblo a levantar la bandera de Jesús y exaltarlo como Mesías de Israel.

Por supuesto, el camino abierto por Itzaac, no iba a ser de rosas, pues la respuesta de muchos judíos fue de insultos y duras acusaciones contra el. Desde los púlpitos y la prensa judía se le acusó de anatema, pero eso no le detendría en su afán por predicar su nuevo entendimiento, él estaba convencido de que el verdadero judaísmo estaba descrito en el Nuevo Pacto.

Gran parte de la comunidad judía, se encontraba confusa por la decisión de este tan respetado maestro al pasarse al enemigo y a los que por tantos años los habían fustigado, maltratado, discriminado y vejado. Pocos años antes, justamente después de la experiencia en el juicio de Tisza Eslar, el había plasmado sus pensamientos sobre toda esta discordia entre cristianos y judíos en un famoso libro titulado "Judenspiegel" (Espejo Judío). En el revelaba su creciente interés por entender las razones de tanto odio, maltrato e insultos tan crueles contra el pueblo judío en nombre de "Cristo". También allí declaraba que descubrió que unos pocos cristianos verdaderamente creyentes fueron capaces de levantar su voz en medio de la indignación contra ese ferviente antisemitismo.

Pese a todo, se podía decir que era una persona respetada en todos los ámbitos, tanto entre los judíos como entre los cristianos. Sus contactos con los metodistas no están claros, sin embargo, una biografía de el apareció en la revista metodista episcopal, "El Evangelio en todas las tierras, por lo que se le supone, mantuvo algún encuentro con ministros de este movimiento, sin llegar a pertenecer a el, pues murió defendiendo el judaísmo, aunque desde una perspectiva un tanto especial. Pero tal era el respeto que tenía entre muchos judíos, que los miembros de su sinagoga, jamás pidieron su dimisión, fueron las presiones de otros rabinos lo que le obligó a abandonar su sinagoga, después de cuarenta años de servicio, por ello escribió lo siguiente en 1892 como renuncia voluntaria : Queridos hermanos judíos; Yo, un honorable rabino por un espacio de 40 años, soy ahora, en mi vejez, tratado por mis amigos como un poseído por un espíritu maligno, y por mis enemigos como un desechado de la sociedad. Me he convertido en el blanco de burlas y señalamientos. Pero mientras viva, estaré parado sobre mi torre fuerte. Escucharé las palabras de Dios, y buscaré el tiempo cuando El retorne a Zion en misericordia; e Israel llenará la tierra con sus cantos de alegría, "Hosanna al hijo de David. Bendito el que viene en el nombre del Señor. Hosanna en las Alturas."
Las persecuciones y calumnias vertidas posteriormente contra el, por sus antiguos colegas rabinos, fue tan dura, que le hicieron sentirse dolido y solo, ante tantos enemigos. Sus sentimientos quedan plasmados en una carta que escribió a un amigo suyo llamado David Barón, quién pertenecía a la Alianza Hebrea-Cristiana de CA Schönberger. Con el mantuvo una estrecha colaboración, por lo que se supone aceptó los propósitos de dicha fundación. Y a el escribió lo siguiente en 1898 : Mis amigos … no me entienden. Esto es una criba para ellos. El que yo no corte mi conexión con mi gente, el que yo todavía visite sinagogas y frecuente círculos judíos, a pesar del insulto continuo y la humillación. Ellos no ven que está en esto, el modo que obtengo la oportunidad que deseo para, distribuir cientos de Nuevos Testamentos y otra literatura, y así sembrar la semilla santa - ' Ellos que siembran en rasgones (Salmos 126:5) (Carta I. Lichtenstein a D.Baron 1898)

Posteriormente al abandono de su sinagoga, se dedicó a disertar en diferentes lugares, no solo dentro de Hungría, sino en toda Europa. Es curioso, que sin embargo, pese a simpatizar con la organización de Barón y Schönberger, nunca llegó a bautizarse como tal, por lo tanto murió y fue enterrado en 1909 en un cementerio netamente judío, aunque siempre se consideró cristiano de creencia. Una de las razones por las que no quiso dar ese paso, fue que observó demasiada desunión en el cristianismo, incluso en el naciente judaísmo cristiano, llegó a decir en cierta ocasión a David Barón, que si hubiese habido una sola iglesia Hebreo-Cristiana, a ella se uniría, pero habiendo varias y discordantes entre sí, prefería no dar ese paso. 

Después de aquel empuje que I. Lichtenstein, dio al movimiento judío mesiánico, se fueron organizando más organizaciones, pero como sucedió desde el inicio, no todas guardan las mismas cosas en común. En algunos casos, el origen y desarrollo de estos grupos, proviene de que su fundador afirma haber tenido Yeshua o un ángel que le transmite un mensaje y una misión particular. Se trata de pequeños grupos que siguen a un líder judío que a partir de esa supuesta visión predica entre los suyos la nueva creencia. En otro casos se trata de grupos que mantienen cierto acercamiento con otros movimientos cristianos evangélicos. 

Por supuesto el rechazo a la idolatría, le aleja del catolicismo y de la Iglesia ortodoxa, en sus lugares de culto, muy similares a las clásicas sinagogas, imparten clases especiales y por supuesto cantos especiales adaptados a su idea cristiana. Mantienen otro tipo de tradiciones judías como ciertas fiestas tradicionales, también la abstinencia de ciertos alimentos como comer cerdo; no mezclar carne con leche, y evitar comer sangre. Además del descanso sabático, que continua siendo sagrado para ellos, también mantiene la circuncisión masculina. Todo esto es a grandes rasgos, pues, existen ciertos grupos que rechazan algunas fiestas o practicas comunes dentro del judaísmo y aceptan otros. Lo mismo sucede con fiestas de la cristiandad, como la Navidad, que muchos judíos mesiánicos rechazan por tener raíces paganas.

La mayoría de los judíos mesiánicos, utilizan una traducción llamada la Biblia Brit Hada sha en la que se ha quitado el nombre Jehová, Yahvé, pues como judíos, mantienen la tradición de no mencionar el nombre de dios en vano. En el caso de Jesús, aparece el nombre Yeshua. A la Biblia Brit Hada sha se le conoce como el Nuevo Testamento o como Nuevo Pacto. Al parecer se trata de una traducción recogida de la Biblia Peshitta (Araméa Siriaco) manuscrito siriaco del siglo IV.

Una de las diferencias más importantes entre unas comunidades y otras, tiene que ver con la identificación de Dios. Por ejemplo, existe la comunidad llamada Congregación Shema Israel, la comunidad de Jesús Mesías y otras, quienes defienden a capa y espada, la doctrina de la Trinidad a la que llaman Hasheeloosh Hakadosh. Otros sin embargo ven a Jesús como el profeta enviado, algo similar a Moisés, es decir plenamente humano. Algunos como los Mesiánicos renovados, o Beit Shalom, sin embargo afirman que Elohim es Padre y Dios de Yashua y nunca afirmó ser el mismo Elohim, aunque si lo contemplan como un ser superior a los humanos. 

El Judaísmo Mesiánico, decayó durante el periodo de las guerras mundiales, el efecto el antisemitismo de la primera mitad del siglo, tuvo efectos de rechazo hacia todo lo que sonase a cristiano. Sin embargo el movimiento renació en los años 60 del siglo XX. Un cambio importante ocurrió cuando Martín Chernoff se hizo Presidente del HCAA ente 1971-1975. Hoy en día existen grandes organizaciones Judías Mesiánicas que representan la mayoría de las Sinagogas y Congregaciones Mesiánicas a nivel mundial, como la Unión de Congregaciones Judíos Mesiánicas o UMJC, la Alianza Internacional de Judíos Mesiánicos IMJA y la Federación Internacional de Judíos Mesiánicos IFMJ. Todas ellas tratan de aglutinar a todos los movimientos mesiánicos, pero no impide que se mantengan discordantes discusiones en su seno.

En su formación, el UMJC catalogó cinco objetivos primarios:
* Animar el establecimiento, y crecimiento de Congregaciones Judías Mesiánicas por todo el mundo.
* Ser una voz para Congregaciones Judías Mesiánicas y Judaísmo Mesiánico en todo el mundo.
* Proporcionar un foro para la discusión de temas relevantes al Judaísmo Mesiánico y Congregaciones Judías Mesiánicas.
* Ayudar en las causas del pueblo judío por todo el mundo, sobre todo en Israel.
* Apoyar la educación de Líderes Mesiánicos.

El que se consiga o no depende de que busquen una unificación que va a ser difícil en algunos casos, sobre todo por el asunto de la trinidad, que para los opositores a dicha doctrina es abominable, mientras para los que la aceptan, encuentran pruebas de ellas hasta en la cábala y en los escritos talmúdicos, así como en otros escritos hebreos antiguos. 

Para el año 1993 existían aproximadamente 160.000 partidarios del judaísmo mesiánico en Norteamérica y 350.000 en todo el mudo. Para el 2003, ya había 400 agrupaciones mesiánicas en todo el mundo y en 2008, el número de Mesiánicos en los Estados Unidos fue de alrededor de un cuarto de millón. Sin embargo en Israel, son una minoría, su número apenas llega a los 15.000 miembros.  Si bien se trata de miembros del antiguo pueblo escogido de Dios que ahora aceptan el camino que sus antecesores abandonaron al rechazar a Jesús en el primer siglo, no se trata de un renacer del judeocristinismo de ebionitas o nazarenos, o elkesaítas. Tampoco podemos afirmar que sea esta una vuelta al cristianismo original, pues en su mayoría aceptan doctrinas asumidas por la cristiandad de siglos posteriores, mientras no cumplen con preceptos como la apertura a los gentiles, la predicación sin discriminación y otras cosas que deben identificar al Trigo ahogado.

10 comentarios:

  1. LA PAIDEIA GRIEGA DE CRISTO o HELENISMO CRISTIANO –VS- JUDEO CRISTIANISMO: La semana santa es tiempo de recogimiento, meditación, ejercicios espirituales y rectificación: La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el currículo y la metodología de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido a que la teología judeo cristiana, fruto de la unión del Antiguo Testamento y los Evangelios de Cristo, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar y retomar la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, aunque te diré que hay un tema dedicado al orígen de la semana Santa y algunos rituales, como las procesiones, no están relacionadas precisamente con ese recogimiento griego, sino más bien con la veneración de diosas grecorromanas a las que se paseaba y vitoreaba en procesiones. Citas por otro lado al apostol Felipe, si la cita que haces es del llamado evangelio de Felipe, te diré que es un texto gnóstico, que no es desde luego atribuible al apostol y que contiene una apología a la ideología valentiniana de finales del siglo II. Por otro lado hay un capitulo dedicado a la introdución de la filosofía griega en el cristianismo, por parte de algunso apologistas y maestros alejandrinos en la parte final del siglo II.

    El autor.

    ResponderEliminar
  3. BREVE CRÍTICA AL PROFETISMO JUDÍO DEL ANTIGUO TESTAMENTO: La relación entre la fe y la razón expuesta parabolicamente por Cristo al ciego de nacimiento (Juan IX, 39), nos enseña la necesidad del raciocinio para hacer juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad mediante el discernimiento de los textos bíblicos. Lo cual nos exige criticar el profetismo judío o revelación para indagar “si es verdad o es mentira” que los textos bíblicos son palabra de Dios. Enmarcado la crítica en el fenómeno espiritual de la trasformación humana y, las ciencias y técnicas que nos ayudan a desarrollarnos espiritualmente. Abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, conceptualizadas por los filósofos griegos y los místicos hindúes. Sabiduría védica instruida por Buda e ilustrada por Cristo, la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.). Utilizando los principios universales del saber filosófico y espiritual como tabla rasa, a fin de deslindar y hacer objetivo lo “que es” o “no es” del mundo del espíritu. Método o criterio que nos ayuda a discernir objetivamente __la verdad o el error en los textos bíblicos analizando los diferentes aspectos y características que integran la triada preteológica: (la fenomenología, la explicación y la aplicación, del encuentro cercano escritos en los textos bíblicos). Vg: la conducta de los profetas mayores (Abraham y Moisés), no es la conducta de los místicos; la directriz del pensamiento de Abraham, es el deseo intenso de llegar a tener una descendencia numerosísima y llegar a ser un país rico como el de Ur, deseo intenso y obsesivo que es opuesto al despego de las cosas materiales que orienta a los místicos; es por ello, que la respuestas del dios de Abraham son alucinaciones contestatarias de los deseos del patriarca, y no tienen nada que ver con el mundo del espíritu. La directriz del pensamiento de Moisés, es la existencia de Israel entre la naciones a fin de llegar a ser la principal de todas, que es opuesta a la directriz de vida eterna o existencia después de la vida que orienta el pensamiento místico (Vg: la moradas celestiales, la salvación o perdición eterna a causa del bien o mal de nuestras obras en el juicio final de nuestra vida terrenal, abordadas por Cristo); el encuentro cercano descrito por Moisés en la zarza ardiente describe el fuego fatuo; el pie del rayo que pasa por el altar erigido por Moisés en el Monte Horeb, describe un fenómeno meteorológico; el pacto del Sinaí o mito fundacional de Israel como nación entre las naciones por voluntad divina a fin de santificar sus ancestros, su pueblo, su territorio, Jerusalén, el templo y la Torah; descripciones que no corresponden al encuentro cercano expresado por Cristo al experimentar la común unión: “El Padre y Yo, somos una misma cosa”, la cual coincide con la descrita por los místicos iluminados. Las leyes de la guerra dictadas por Moisés en el Deuteronomio causales del despojo, exterminio y sometimiento de las doce tribus cananeas y del actual genocidio del pueblo palestino, hacen evidente la ideología racista, criminal y genocida serial que sigue el pueblo judío desde tiempos bíblicos hasta hoy en día, conducta opuesta a la doctrina de la no violencia enseñada por Cristo __ Discernimiento que nos aporta las suficientes pruebas objetivas de juicio que nos dan la certeza que el profetismo judío o revelación bíblica, es un semillero del mal OPUESTO A LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, ya que en lugar de sanar y prevenir las enfermedades del alma para desarrollarnos espiritualmente, enerva a sus seguidores provocándoles: alucinaciones, estulticia, delirios, histeria y paranoia; propiciando la bibliolatría, el fanatismo, la intolerancia, el puritanismo hipócrita, el sectarismo, e impidiendo su desarrollo espiritual.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por su aportación, pero no se puede evitar encontrar en el cristianismo raices del judaísmo del AT. Y de las profecías de salvación, unidas a las de destrucción. El mismo Apocalipsis es una muestra de ello. Pero también los escritos de Pedro, su segunda carta, muchas citas de Pablo a los corintios, Santiago en su epístola. Todos hacen referencia de alguna a las esperanzas cristianas de un juicio final y muchas citas al profeticismo d eIsaias, Jeremías, Ezequiel, Joel y otros.
    El antijudaísmo que se observa en su comentario, nos puede llevar a extremos, como los de Marción,del siglo II, y rechazar parte de la Biblia,(AT)intrínsicamente unida, queramos o no a la otra(NT). Por no decir que relacionar lo que sucede en Israel y palestina actual, sea por causa de las profecías, todo eso sucede por la mala administración colonial inglesa y un mal, llamado nazismo, auspiciado por naciones supuestamente cristianas y al antisemitismo Europeo que obligó a millones de desplazamientos y por tanto a la situación actual. Nada tiene que ver con la revelación divina, pues esta no habla de una segunda vuelta judía ni del restablecimiento literal de una república judía. Hay que saber interpretar los simbolismos. Tampoco la predicación de Cristo, activa y en positivo, se puede comparar con la pasividad de las filosofías orientales, en las que lo mejor que se puede hacer es quedarse quieto en la más pasiva contemplación. El cristianismo siempre ha sido activo y plural.

    ResponderEliminar
  5. Hoy 12 de Junio de 2013 tengamos presente y no olvidemos el secreto del Rav Kaduri (la Petek) y otras profecías. Shalom aleijem

    ResponderEliminar
  6. !OJO A LA OBSERVANCIA DE LOS TIEMPOS ( LOS TRES DIAS DE OSCURIDAD DE LAS PROFECIAS)¡
    El Señor, Dios del Universo, según las profecías estableció un tiempo para el Mal (3 días de Dajjal): cuando un día es como mil años, un día es como un mes y un día es como una semana. Este tiempo anunciado culmina en 2013 y se le da iniciación a los tiempos apocalípticos del Bien o Advenimiento. Antiguamente Carlo Magno y posteriormente el Papa Gregorio produjeron una diferencia de 7 años en el calendario, según lo cual estamos en 2020.
    shalom aleijem

    ResponderEliminar
  7. Jesus dijo en una ocacion, la salvacion viene de los judios,por lo que devemos recordar que por la desobediencia de ellos en la antiguedad ahora nosotros tenemos entrada hacia el reino, es por eso que no devemos hacer a un lado al pueblo santo de Dios,por que este isrrael que ahora notrotro conocemos es el pueblo de la promesa a abrahan,y jesucristo es la simiente en quien todas las familias de la tierra tenemos entrada a las promesas.

    ResponderEliminar
  8. En realidad las palabras de Jesus en Juan 4:22 sobre que la salvación se origina de los judios, se lo dijo a una samaritana que le discutía si la montaña de Jerusalen o la de Samaria era donde se debía adorar. Jesús le recordó que la verdadera adoración provenía de los judíos, pero también añadió que pronto ni en Jerusalen ni en Samaria se adoraría al Padre. DEspués en el ver 23 le dice: La hora viene en la que los verdaderos adoradores de Dios lo harán con espíritu y con verdad. No por ser parte de una nación o hacerlo en un determinado punto. También les recordó que "Su casa se les deja abandonada" (Luc 13:35). Por lo cual la salvación no se debe buscar en ninguna "ciudad Santa", ni en ningún pueblo o nación escogida porque no la hay, la adoración verdadera no distingue naciones ni lugares.

    ResponderEliminar
  9. Interesante, pero que hace falta que siquiera se enteres de lo que ha descubierto la historiografía secular es indudable. ¿Paideia Griega? Pero si el judaísmo ya hace rato que había asumido las características de a influéncia del helenismo, la enseñanza de los rabinos era en academias donde se practicaba precisamente lo mismo que en la pideia griega. Es difícil que un carpintero sencillo conociera las minucias de las escuelas de filosofía griegas paganas, simplemente fue rodeado de discípulos como todo rabino halájico de esos días. Respecto al contraste dentre el profetismo judío y el uso dela razón, pero si el profetismo y la razón son uno solo en el udaísmo de esas épocas, se limitaban al estudio conciensudo y racional de la Torah, no a una fe emocionalista y crédula. Pero a escala popular se buscaba el misticismo, que se complementaba con los estudios exegéticos. Luego viene el tema del fundamentalismo religioso que no discrimina entre las palabras de Jesús y las idealizaciones. Es con las ideas de Pablo cuando se inicia la apertura a los gentiles, y se pone en boca de Jesús anacronismos sobre la fe trascendente, eso no anula el judaísmo, solo habla de un judaísmo que educa a los gentiles temerosos de Dios en la busqueda de una devoción no atada a rituales. Pero Jesús y sus discípulos son, para todo efecto, fariseos. Siguen devotamente los ritos del templo, se vinculan a las tradiciones hebreas, no rompen núnca tal vínculo, el cristianismo primitivo no es una nueva religión, sino un intento de reforma del judaísmo. Recomiendo encarecidamente bucear en aguas profundas, dejar de ser "autodidactas", vayan a la cátedra magistar de doctores y académicos. Una recomendación inicial: Busquen en internet y descargen gratis al genial E. P. Sanders, y lean "Jesús y el judaísmo". Es lo más oficial en historiografía secular y les mostrará el actual estado de la cuestión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un verdadero adorador del Eterno Adonai, El Ungido ya vino, El se acerco a todos , Judíos primeramente y Gentiles , El Arrepentimiento es El Bautismo en Agua, y El Bautismo con Espíritu Santo y con fuego , proviene del Todopoderoso por medio de Su Palabra Viva, la cual sostiene y creo El Universo , Es Yahshua Ha Mashiaj, y tal como en el Lugar Santísimo estaban tres velos :camino, verdad y vida, y sólo un Sacerdote se le preparaba todo el año para entrar ahí, El Mashiaj de Nazareth dijo : Yo Soy, El camino, la verdad, y la vida, nadie va a Adonai, sino por mi, Al morir en el Madero El hijo del Altísimo, hubo un terremoto, un eclipse y se rasgó el velo del templo, de arriba hacia abajo, simbolizando que El Templo está en el corazón de quien nazca de nuevo, en Espíritu y Verdad, reconociendo que El Verbo del Altísimo se hizo carne, y pagó con Su Sangre sin mancha, El Pecado de la Humanidad.

      Eliminar