Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

La herencia de Quimby y su nuevo pensamiento


 Centro educativo de Unity
 
 A mediados del siglo XIX, el filósofo mesmerista Phineas Quimby empezó a desarrollar sus métodos de curación mental. En 1854 abrió una oficina en Maine, allí recibió a numerosos clientes y a otros que se convirtieron en continuadores de sus métodos, entre ellos encontramos a Mary Baker, que después se desliga de este y escribe su famoso libro Ciencia y Salud. 

Pero también por aquella época conoce a Julius Dresser y Ralph Waldo Emerson, este último iniciador del Trascendentalismo y quien de alguna manera influyó para formar la filosofía conocida primero como Ciencia Mental. Poco después de la muerte de Emerson en 1882 el grupo conocido como Ciencia Mental y liderado en ese entonces por Julius Dresser y Thomas Troward, deciden que es necesario crear una institución, tomar una forma jurídica para difundir la enseñanza de la metafísica. Por eso surgió la nueva definición de su grupo: El Nuevo Pensamiento. 

En realidad "El nuevo Pensamiento" pronto se convierte en un estilo de vida espiritualmente motivado, aunque sus practicantes no lo consideran una religión. Tampoco se consideran solo cristianos, pues los defensores de esa filosofía adoptan las enseñanzas de antiguas tradiciones de sabiduría tanto de Oriente como de Occidente. Ellos buscan la curación planetaria a través de la transformación personal, más que ir al cielo, proclaman que quieren convertir la tierra en el cielo. Por eso los miembros del Nuevo Pensamiento afirman que promueven el entendimiento intercultural, interreligioso e interdisciplinario, así como la cultura de la no-violencia. Por eso algunos no la quieren considerar como religión sino más bien como una filosofía que si bien proclama la necesidad de una experiencia directa con el Creador, sin embargo lo busca sin necesidad de intermediarios. El mensaje central del Nuevo Pensamiento es que el pensamiento de cada persona da origen a sus experiencias, a su visión del mundo. Pero lo cierto es que en el momento en que hablan de experiencia con el creador los convierte en cierto modo en una forma de fe o religión. El Nuevo Pensamiento pone un gran énfasis en la actitud mental positiva, la meditación y los ejercicios de afirmaciones. Consideran a la conciencia infinitamente creativa; ellos afirman lo siguiente: creamos nuestra experiencia a través de nuestros pensamientos y sentimientos, cuando la mente moldea una idea, ésta se convierte en realidad a medida que se dan las circunstancias adecuadas para su materialización. (Nuevo Pensamiento.org) Al ir ganando adeptos para el movimiento del Nuevo Pensamiento, se formaron nuevos centros y otras organizaciones en paralelo o en competencia directa con los primeros. Por ejemplo en 1889, dos destacados miembros del movimiento, Charles y Myrtle Fillmore fundaron Unity en la Ciudad de Kansas, un grupo que defendía una manera más espiritual de ver los asuntos, sin abandonar las bases del control mental a través de pensamientos positivos, pero que buscaba como fin unificar a todo el cristianismo en la idea de utilizar los métodos del Nuevo Pensamiento. 
 
Mary Caroline Page, quien desde pequeña adopta el nombre de "Myrtle", nacía un 6 de Agosto de 1845 en Pagetown, Ohio. Esta mujer de gran personalidad, desde niña siempre quiso ser profesora para enseñar a los niños a hacer del mundo un mejor lugar para vivir. Nueve años más tarde, en 1854, nace en Minnesota Charles Sherlock Fillmore, un accidente de patinaje sobre hielo cuando él tenía diez años lo dejó con serios hándicaps durante toda la vida, al romperse la cadera. En sus primeros años a pesar de poca educación formal, pudo progresar en los estudios, siendo un ávido lector. Estudió a Shakespeare, Tennyson, Emerson y Lowell y más adelante siendo adolescente se interesó en el espiritismo, la religiones Orientales, y el ocultismo. 

 La historia de este matrimonio, guarda cierta relación con la experiencia de la Sra. Mary Baker Eddy, pues aunque no se les conoce relación alguna, el movimiento fundado por esta última tiene muchas cosas en común con Unity, en ambos casos sus originadores consideraron la salud como primordial para una vida feliz y satisfactoria, se habla del poder de la oración, de ejercicios de relajación mental y cambio de pensamiento, aunque la profundidad del mensaje y los métodos de acción son distintos. En el año de 1876, Charles y Myrtle se conocen en Texas y se casan en 1881. En 1884 se mudan a Kansas City, Missouri, para ese tiempo, pese a sus problemas físicos Charles encontró un buen empelo vendiendo bienes raíces y las cosas parecen irles bien. Pero en 1888 Myrtle enferma gravemente. Después de un periplo de consulta en consulta médica, Charles y Myrtle acuden a clases con el Dr. Eugene B. Weeks, que enseñaba el método de Quimby mezclándolo con doctrinas cristianas, de estas sesiones según ellos, salieron ambos con una gran fe en Dios. Ella se dijo a sí misma: "yo soy una hija de Dios, y por lo tanto, yo no heredo la enfermedad". Cuando ella dijo esto, creía haber recibido solución a sus males. 

En tan solo dos semanas, Myrtle dice sanar por completo de su enfermedad, su familia está muy contenta y todos comenzaron a orar desde ese momento. Charles comienza a estudiar sobre las religiones del mundo y las filosofías, también estudia los vínculos entre la ciencia y las religiones y ambos comienzan a escribir un libro sobre sus creencias, poco después, en 1891, nace Unity. La ideología encerrada en Unity, guarda una extraña interpretación del cristianismo, similar a la ciencia Cristiana, pero en dirección opuesta, añadiendo enseñanzas fundamentales de las religiones orientales, tales como la reencarnación. Consideran a Dios como un Espíritu o "Principio", y a Jesús, como la expresión perfecta de ese principio. El hombre es una trinidad de espíritu, alma y cuerpo, y se salva mediante reencarnaciones y regeneraciones corporales. Su objetivo principal es que todos los hombres se salven al desarrollar una mayor "conciencia crística". Entendiendo esto como la llave que desbloqueará las limitaciones del ser humano y dejara que la divinidad que todos somos pueda manifestarse. Su interpretación de la Biblia es alegórica no literal ni fundamentalista, dando mayor importancia a los escritos de sus fundadores y otros maestros. Algunos de los escritos más conocidos del movimiento Unity son: Pequeña Sabiduría; Buenos Negocios; Unidad Semanal, Los Misterios del Génesis y Sanidad Cristiana, estos últimos escritos por Charles Fillmore. 

La Escuela de Unidad Cristiana (Unity) niega la Trinidad, la deidad de Jesús, aunque reconoce que este proviene de Dios. Tampoco aceptan la personalidad del Espíritu Santo, al que consideran una energía divina. Tampoco ven la necesidad de la expiación de Jesús por nuestros pecados. Rechazan la idea de una esperanza de vida en el cielo y la existencia de un infierno. Niegan la definición clásica del pecado y la existencia del diablo. Hablan no obstante de un segundo nacimiento que definen como aquel en el cual nos 'colocamos a Cristo'. Esta extraña expresión significa un proceso de ajuste mental y transmutación del cuerpo que toma lugar exactamente aquí en la tierra, como que llegan a formar parte de Cristo. Separa a Jesús de Cristo diciendo que Jesús era un hombre, pero que todos nosotros poseemos la conciencia de Cristo dentro de nosotros. Cristo es una idea completa del hombre perfecto y la Mente divina. Practican un estricto vegetarianismo como parte del ciclo a esa perfección mental que buscan. Enseñan que aunque Dios es una divina conciencia universal, el hombre es una parte de la Conciencia Divina y es por lo tanto, divino por naturaleza. La expiación es la reconciliación de nuestras mentes con la Mente Divina la cual dice que el espíritu santo es un poder latente dentro de cada uno de nosotros. 

Actualmente Unity se mantiene activa ofreciendo una especie de retiros espirituales en sus centros principales. Publican la revista Daily Word y La Palabra Diaria que llegan a lectores en más de 175 países. También mantienen un servicio telefónico y también a través de Internet, llamado Silent Unity, una especie de atención telemática como servicio de oración, además dirigen cursos directos o a distancia. 

<-----Revistas editadas por Unity

Pero todo ello lo efectúan cobrando un coste específico a los interesados, tanto de los cursos, como de los libros, lo cual parecería indicar que están más cerca de un negocio de salud que de una religión. Pero por otro lado tienen más de 900 iglesias y grupos de estudios de Unity afiliados alrededor del mundo formando lo que llaman la Asociación de Iglesias de Unity. Además, tienen el Instituto Unity, en Unity Village, donde se entrenan aproximadamente 60 estudiantes cada dos años para ser ministros de Unity. Sin embargo hacen una separación entre estos centros y los servicios con coste que se realizan para cualquier persona, independiente de su ideología religiosa. Así que se encuentran a medio camino entre religión y negocio. 


 Otra rama de la misma línea de curación desde el pensamiento surge en 1898, se le conoce como la Divina Ciencia, fundada por Nona Brooks, Fannie James y Althea Small en Colorado, cuya principal dedicación es enseñar una técnica de curación basada en el autoconocimiento, afirman que es necesario que el hombre llegue a profundizar en su mundo interior, psicológico y espiritual y consecuentemente del mundo en su entorno. El conocimiento gnóstico o Gnosis (palabra de origen griego, que básicamente significa conocimiento superior), que es algo tan antiguo como la humanidad y que siempre existió en las diversas épocas y culturas a lo largo de la historia. Pero a diferencia de Unity y Ciencia Cristiana, ahondan más en el gnosticismo y buscan un supuesto conocimiento encerrado en todas las civilizaciones y culturas del mundo. Así lo afirman en las bases de sus cursos: Se puede encontrar la Gnosis expresa, por ejemplo, en la filosofía y en el arte de las civilizaciones griega, egipcia, cristiana primitiva (primeros siglos de la era cristiana), babilónica, china, maya, azteca, entre otras. Pero toda la actual visión y dirección de este movimiento, se basa en los escritos de algunos autores esotéricos, como Samuel Aun Weor y otros. 

 En una línea un tanto más religiosa incluso que Unity se encuentra un nuevo movimiento iniciado por Jaime Segarra, llamado: Nuevo pensamiento bíblico, que básicamente se adhiere a las ideas de Quimby, pero a las que añade interpretación de los escritos bíblicos. Creen en los milagros pero bajo el prisma de la metafísica, de hecho enseñan que la Biblia es un curso de milagros con mensaje cifrado para que entendamos el poder de la mente, pero a la vez critican que en ella hay añadiduras y por otro lado hay textos quitados y eliminados, que ellos dicen haber descubierto. Afirman también aceptar otros libros religiosos fuera de la Biblia a los que consideran inspirados por Dios. Cada creyente debe confiar que el Espíritu Santo en él, es poderoso para guiarle a la Verdad y no temer, que el camino al Cielo es un sendero que cada persona tiene que decidir transitar y esforzarse para permanecer en él, pero no podría ir a ninguna parte si Cristo no hubiese preparado ese camino y tampoco podría permanecer en él por más que se esforzara si el Espíritu Santo no le ayudara. El camino que ellos proclaman es ser uno con Cristo conocer la Verdad y decidir la Vida. Pero no obstante no se consideran religión, pues afirman no tener clero, ni jerarquías, tan solo una manera de ver la vida y buscar una relación personal con Dios. No cabe duda que es la típica actitud cómoda del hombre moderno de vivir una espiritualidad intima, sin adhesión al grupo y sin responsabilidades ni obligaciones. 

Finalmente dentro de este conglomerado de movimientos pseudoreligiosos basados en el pensamiento de Quimby, podemos incluir aquí al Instituto de Ciencias Religiosas, el más reciente de los grandes centros espirituales del Nuevo Pensamiento, fue fundado en Los Ángeles en 1927 por Ernest Holmes. Hay ligeras diferencias entre estas asociaciones en lo que se refiere a ideas acerca de Dios y a la perspectiva espiritual, pero son idénticas en cuanto al uso de los principios del autocontrol mental. Refiriéndose a estas asociaciones, Holmes escribe: "La Ciencia Religiosa y la Ciencia de la Mente se crearon, no como filosofías mejores que otras, sino más bien como una síntesis de todas ellas, al comenzar con la proposición de que la Verdad Espiritual no puede pertenecer a nadie en lo individual, sino que, siendo Universal en su esencia, debe pertenecer a cualquiera que la use." Este sistema sólo aborda los puntos sobresalientes de la historia del comienzo del Nuevo Pensamiento. Pero estas filosofías y formas de ver la vida han influido también en el desarrollo de otros movimientos contrapuestos que han llegado hasta nuestros días. 

 En todos los casos, según su definición, ellos quieren alejarse de toda identificación con la palabra religión, sin embargo notemos algunas de sus comentarios u oraciones: -Invocamos al majestuoso deva de la FDNP para que nos envuelva en su luz, en su energía y entreteja su cuerpo con los nuestros. Reconocemos y le damos gracias por su servicio y su infinito amor al unir su vida a este grupo
-Oh tú que conoces y sirves la voluntad de Dios, reconocemos tu presencia. Desciende el arquetipo sagrado de la fundación y siémbralo en nuestros corazones para que seamos capaces de ejecutarlo y expresarlo como grupo." Estas citas están extraídas de una agrupación del Nuevo Pensamiento, que no se considera movimiento religioso. 

Así todos ellos no se quieren dar a conocer como religión o movimientos religiosos, pero si se fomenta o enseña una serie de misterios ancestrales y enseñanzas religiosas antiguas, mezcladas con interpretación bíblica y de otros escritos. Esto los convierte como mínimo en movimientos espiritualistas y por lo tanto con creencias y doctrinas religiosas. Afirman que buscan la sabiduría y el poder mental, para encontrar la paz y salud de todo el cuerpo y por lo tanto la felicidad, pero la manera de explicar esos asuntos es tan compleja que se necesita un largo periodo de aprendizaje e iniciación y un verdadero cambio mental. Al final se les puede asemejar a los antiguos gnósticos del siglo II, que buscaban la gnosis interna y un sentido a la vida, pero no pretendían ser un movimiento religioso como el cristianismo lo era, aunque ofrecían el retiro espiritual, el ascetismo y la vida monacal como sistema de vida. Sin embargo vinieron a ser el principal brote de la semilla de confusión que cubrió el trigo en aquella época. Hoy día estas filosofías religiosas que intentan mezclar hinduismo, budismo y metafísica con cristianismo, envolviéndolo todo como un aparente servicio de curación, relajación mental y retiros espirituales para mejora personal, quizás cumplan un propósito similar.

6 comentarios:

  1. Estimado Luis Ernesto:
    Muchas gracias por esta brillante exposición del Nuevo Pensamiento y sus diversas ramas. Lamento ciertos comentarios que demuestran tu no aprobación personal, que como historiador imparcial deberías haber omitido, pero aun así es un gran artículo.
    El cristianismo también fue tachado de libertino por los judíos y propio de hombres indolentes y vagos que quieren una vida fácil y que no quieren someterse a la disciplina de las leyes de la Torá. A veces, las cosas dependen del cristal con que se miran.
    Sabes, Tuve que cerrar aquella página del Nuevo Pensamiento Bíblico, porque muchos cristianos eran extremadamente agresivos con sus comentarios y muy despectivos hacia mí y mis creencias. Y como no tengo ninguna intención proselitista, por ahora, tampoco tenía necesidad de estar aguantándoles.
    En su lugar he abierto otra que se puede ver en Facebook como Nuevopensamiento.es
    Gracias por este trabajo histórico. Te felicito de corazón.
    Bendiciones.
    Jaime Segarra

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias sr. Jaime Segarra por su comentario y la spalabras de aprecio hacia el artículo. ¿Es tal vez el último parrafo del artículo lo que le parece crítica? No lo considere así, lo que sucede es que el blog sigue una linea sobre la aportación que los diferentes momvimientos religiosos y filosóficos han dado al cristianismo en si, por ello mis comentarios parecen negativos al mostrar que observo cierta ambigüedad en el movimento Nuevo Pensamiento, al que respeto por otro lado, pues sus planteamientos sobre salud y mente me parecen interesantísimos. Solamente que tal vez hayan querido navegar en campos religiosos contradictorios, es lo único objetable. En cualquier caso, cuando en un futuro tal vez necesite yo ahondar más en este movimiento y su filosofía ya se donde podré investigar. Muchas gracias y saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. gracias poreste articulo es realmente exelente.............

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches desde Panamá el ser humano es envidioso por naturaleza si alguien hace se critica y si no hace también se criticai opinión es que cada unos de nosotros debemos contribuir a que el mundo sea mejor que haya menos hambre menos indiferencia menos jente inculta que aya mas amor mas dedicación en enseñar a otros las cosas exitosas y buenas que se an inventado por ejemplo el internet es buena herramienta para aprender y enseñar pero mal usado para difamar y atacar a otras personas es malo para pornografía el internet es malo pero todo depende del uso que le demos para mi personalmente. No hay maldad en el universo por ende en el hombre solo conocimientos mal entendidos y mal aplicados gracias bendiciones a todod

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es la falta de conocimiento real y completo de las cosas lo que hace que se actúe como se actúa. No puedo estar más de acuerdo con lo que acaba de comentar.
      Lamentablemente lo que todas las religiones y filosofías han buscado a lo largo de la historia es el conocimiento verdadero, y la ciencia también lo ha buscado y lo buscan, pero siempre dando la espalda a los demás o en contra de lo demás. Al final no lo encuentran o se topan con muchos obstáculos, prejuicios y oposición de los poderosos de turno. Esperemos que algún día, como decía cierto profeta de la antigüedad, el verdadero conocimiento se haga abundante y no haya nadie que haga daño en toda la tierra.

      Saludos y gracias por sus palabras

      Eliminar