Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

¿Estuvo casado Jesús?

Mucho se está hablando últimamente sobre si Jesús tuvo o no esposa. Sobre todo a raíz de un trozo de escrito, "el papiro de King" supùestamente del siglo IV, del que cierta investigadora defiende que demuestra que Jesús estuvo casado y tuvo hijos. Todavía queda por confirmar su autenticidad, pero la tradución que ha efectuado la profesora Karen L.. King, catedrática de la Escuela Teológica de Harvard, de dicho fragmento se ha convertido en noticia de primerisimo orden. Sobre todo por haberse resaltado cierta frase dentro del contexto: Jesús les dijo, ‘mi esposa…”

Hablamos de un trozo de un fragmento de papiro que es más pequeño que una tarjeta de crédito, por lo cual falta mucho del contenido contextual de la hoja y es dificil poder sacar una traducción completa. 

El fragmento escrito en copto, lenguaje utilizado en Egipto en los primeros siglos de nuestra era, es la principal prueba para catalogarlo como de procedencia gnóstica. El documento cuenta tan solo con ocho líneas en cada lado, escrito con tinta negra y con una diminuta letra que solo es legible bajo una lupa. Lo llamativo es que debajo de la línea sobre Jesús diciendo algo sobre una esposa, el papiro incluye una segunda frase que parece decir algo así como “ella podrá ser mi discípula”.


Una traducción completa del papiro sería la que aportó cierto erudito consultado
quedando tal cual aparecen las frases del escrito: 
Mi madre me ha dado la vida… .
los discípulos preguntaron a Jesús...
negó. María es digna de eso... 
Jesús les dijo: mi mujer... 
...podrá ser mi discípula....
Que los malvados se inflen...
en lo que me concierne, viviré con ella por... 
 ...................una imagen».....................

Algunos expertos han querido dar a entender que el manuscrito alude directamente a que Jesús hablaba de María Magdalena y la menciona como su mujer, o como indica al historiadora, como su esposa.

En realidad, aparte de ese documento, poca prueba más se puede aportar con respecto a si Jesús se casó o no. Los evangelios sinopticos no lo mencionan, como tampoco ninguno de los apocrifos de los primeros tres siglos, ni sigquiera los evangelios gnósticos.

Tomemos el caso de los fragmentos aparecidos a finales del siglo XIX y traducidos en 1955, conocidos como el evangelio de María Magdalena, un documento claramente gnóstico, por lo tanto una tergiversación absoluta de la enseñanza e historia de Jesús, pero ni siquiera allí se encuentran indicios directos de Maria como supuesta esposa de Cristo, veamos por ejemplo, quizas lo más cercano a la hipótesis de King al respecto, dice así un fragmento del famoso evangelio gnóstico de María en sus dos versiones aparecidas: Leví dice a Pedro: «Siempre tienes la cólera a tu lado, y ahora mismo discutes con la mujer enfrentándote con ella. Si el Salvador la ha juzgado digna, ¿quién eres tú para despreciarla? De todas maneras, Él, al verla, la ha amado din duda. Avergoncémonos más bien, y, revestidos del hombre perfecto, cumplamos aquello que nos fue mandado. Prediquemos el evangelio sin restringir ni legislar, (sino) como dijo el Salvador». Terminado que hubo Leví estas palabras, se marchó y se puso a predicar el evangelio según María. (Evangelio de María Magdalena, Fragmento griego)

En el caso del fragmento más completo el copto, se viene a decir algo parecido, salvo con unos pequeños matices: «Pedro, siempre fuiste impulsivo. Ahora te veo ejercitándote contra una mujer como si fuera un adversario. Sin embargo, si el Salvador la hizo digna, ¿quién eres tú para rechazarla? Bien cierto es que el Salvador la conoce perfectamente; por esto la amó más que a nosotros. Más bien, pues, avergoncémonos y revistámonos del hombre perfecto, partamos tal como nos lo ordenó y prediquemos el evangelio, sin establecer otro precepto ni otra ley fuera de lo que dijo el Salvador». (Evangelio de María Magdalena, fragmento Copto berolinense, epílogo)

Muchos concluyen que el hecho de que diga que la amó mas que a nosostros es prueba evidente de que la consideraba su mujer, pero no dice nada de esto, sencillamente habla de amarla, en el mismo sentido que amó a sus discipulos.
Se dice que también había un discipulo amado (Juan), y a Pedro le pregunta si lo ama más que a estos. Estaba claro que las referencias al amor tenían que ver con el aprecio.

La cuestión es la siguiente ¿Realmente es tan trascendente el que Jesús estuviera o no casado?  Si las escrituras no lo mencionan simplemente es porque no era importante, tampoco menciona que los demás apostoles lo estuvieran, salvo en el caso de Pedro, de quien los evangelios dan evidencia de eso, al mencionar a su suegra.


Es posible que, como afirman algunos no haya habido ningún inconveniente en que Jesús estuviera o no casado, ni se menciona en las profecías sobre ese asunto. Que no lo llegara a estar, ni, si lo debería estar, no era un asunto polémico para los cristianos. Lo que si está claro que no era el proposito de su nacimiento en la tierra como humano, casarse y tener hijos, sino dar su vida por toda la humanidad, si bien quizás ese proposito lo hubiese cumplido igulamente, estando casado.  En aquella época era común y lo mas normal en un hombre adulto el estar casado, lo extraño es que ni los evangelios sinopticos, ni los gnósticos lo mencionen. Además hubo ocasiones en las que se pudiera haber mencionado el asunto del matrimonio de Jesús como ejemplo, y no se puso, lo cual puede ser indicativo de que no hubo matrimonio con mujer en su caso.

Por ejemplo, el apostol Pablo al hablar sobre el matrimonio y el buen trato que los esposos deben dar a sus esposas puso como ejemplo a Jesús y dijo:  Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella [...]. De esta manera los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama, porque nadie jamás ha odiado a su propia carne; antes bien, la alimenta y la acaricia, como también el Cristo hace con la congregación” (Efesios 5:23, 25-29).
¿No hubiera sido más facil decir, tratad a vuestras esposas como Jesús trató con su esposa o su mujer, María o quien fuese? Pero Pablo no tuvo información sobre Jesús casado, puesto que posiblemente no lo estuviese.

A causa de ciertas novelas, escritas por varios ufologos, o buscadores de misterios, en el siglo XX, se llegó a especular que cierta dinastía europea francesa, la de los merovingios, quienes reinaron en Francia durante un tiempo, provenían del matrimonio entre Jesús y María Magdalena. Lo cual dio inspiración a peliculas y grandes best sellers como "El codigo Da vinci" de Dan Brown que mucha gente han tomado como verdades establecidas, siendo esta una novela de ficción.
Con respecto a los merovingios, se han efectuado pruebas de ADN mitocondríal, que demuestra que geneticamente no provienen de sangre asiatica, ni de oriente medio, sino puramente europea, con lo cual la teoría merovingia carece de base.
También en los años 70, apareció el libro del famoso ufólogo Andreas Faber Kaiser, Jesús Vivió y murió en Cachemira, en el que especulaba con la posibilidad de que tras ser colgado en el madero, no muriese sino que viajó a la India, donde se casó y tuvo hijos, todo eso lo hizo por ciertos testimonos acerca de un profeta de similares caracteristias a las de Jesús, pero sin mas prueba que las casualidades en sus enseñanzas. Al parecer todo esto propició la busqueda de su tumba y la veneración que se le da a ese  lugar de enterramiento del supuesto Cristo indio y el seguimiento de sus descendientes.
En los años 80, otro grupo de escritores escribireron el libro "The holy blood an the holy grial", en el que de nuevo especulaban sobre cierto grupo llamado el "Prioriato de Sion", quiene al parecer mantenían el secreto de ser descendientes de Jesús, pero la base para toda esa especulación fueron ciertas reliquias descubiertas que hacían referencia a restos del cuerpo de Cristo momificado. Esa teoría ha dado pie a muchos especuladores y pseudocientificos que se enriquecen lanzando teorias imposibles. 

Precisamente allí radica la razón por la que la Biblia no le de importancia a si Jesús se casó con mujer o no. Es la misma razón por la que no se le da importancia a la fecha de su nacimiento, y la misma por la que se hiciera desaparecer su cuerpo carnal terrestre. ¿Cuál? Para que no se dirigiera la adoración hacia caminos equivocados, ni se celebraran fechas que él no quería celebrar, ni se venerara o peregrinara a lugares equivocados. Y aún así haciendose toda clase de invenciones y manipulaciones la mala hierba que ha cubierto al cristianismo ha logrado hacer ver y adorar falsas reliquias, creeer cosas inventadas, como falsas tumbas, donde se peregrina y también celebrar fechas del todo equivocadas.
En realidad, el asunto del supuesto matrimonio de Cristo, preocupa solo a los catolicos y los cristianismos trinitarios. Los primeros que a toda costa defienden el celibato de Jesús, por aquello del celibato clerical que defienden, sin pararse a ver que el originador del cristianismo nunca prohibió, ni estimuló el celibato en sus seguidores. Luego está el delicado asunto de la divinidad de Cristo, para los trinitarios, si Jesús es Dios mismo, ¿Cómo se puede casar Dios? Sería una aberración y una blasfemia.

Pero si Jesús fue un hombre, como los primeros cristianos defendieron y no Dios, no habría inconveniente, pues los reyes y los sacerdotes en Israel se casaban, y Jesus vino a suplirlos. Y como apuntamos antes, el proposito por el cual vino a la tierra el lo cumplió y no era imprescindible el matrimonio para cumplirlo.

En cualquier caso, no vamos a afirmar que lo que ese supuesto documento revelador quiera decir sea creíble, mas bien lo deberíamos poner en duda ante las demás pruebas en contra y por lo tanto, así como se habla del descubrimiento de una supuesta tumba de Jesús tambien en Palestina, todo se trata de especulación y sensacionalismo, ligado al continuo ataque y revisionismo al que están sometidas todas las tradiciones religiosas actualmente.

Como ya hemos defendido en esta pagina, opinamos que las evidencias muestran que realmente Jesús no estuvo casado, de lo contrario la Biblia lo habria mencionado sin nigún inconveniente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario