Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Iglesias Evangélicas: La última revolución del protestantismo







Evolución de movimiento evangelista

             El moderno movimiento evangelista no nace de un líder en particular, ni de una escisión surgida en un momento dado. Se puede decir que es el fruto de muchos pasos dados por diversos líderes protestantes desde los siglos XVIII, XIX y XX.     
        
 Así en primer lugar se puede hablar de los presbiterianos, iglesia promovida por John Knox en el siglo XVI, quienes rechazaron el clero y las formas de organización piramidal, típicas de iglesias como la católica, anglicana, calvinista o luterana y establecieron un sistema en el que los propios asistentes a la iglesia elegían a sus pastores, en este caso presbíteros, aunque mantenían cierta cohesión entre congregaciones al nombrar un consistorio o consejo de presbíteros que gobernaba sobre las congregaciones. Pero para 1542 surge la línea de los congregacionistas, liderados por Robert Browne, quien dando un paso más, rechazó la interconexión de las iglesias, dotándolas de independencia absoluta. Según este, Dios se revela por su palabra y su espíritu y no a través de personas u organizaciones, al principio, Browne, rechazó incluso la institución de presbíteros o pastores, aunque luego no tuvo más remedio que aceptar que en las diferentes congregaciones se eligiera un solo presbítero para dar cierto orden, promoviendo el uso de un único pastor. 

            Otra influencia notable en la formación de las actuales iglesias evangélicas de hoy, fueron el puritanismo, que abogaba por la práctica de una religiosidad personal, que se hiciera notable en la vida, y no un simple ritual de fin de semana, a lo que se añadía un rechazo por las vestimentas especiales, lo que incluía la levita, y otras prendas que los pastores iban a evitar. El pietismo de Jackob Spener, infundió el espíritu de lectura y estudio de la Biblia, lo que ha llevado a muchos a la investigación personal y la relación personal del individuo con Dios. El surgimiento del movimiento bautista, una disgregación y mezcla de los anabaptistas con los separatistas y puritanos ingleses dieron otro toque en la dirección del protestantismo, posteriormente el metodismo sentó las bases de una iglesia que busca en el populacho su feligresía, alejándose de las clases altas. 

            Dentro de la explosión de idas y grupos religiosos surgidos en siglo XIX, estuvieron los movimientos de restauración, que si bien hoy día están a años luz de los evangelistas actuales, sin embargo también tuvieron algo que ver en el desarrollo, sobre todo, dos, uno de ellos fue el originado por los Campbell, padre e hijo, estos promovieron por un lado la unión de las iglesias protestantes, y a la vez el rechazo a las jerarquías religiosas, es decir abogaban por la independencia unas de otras, a esto añadieron el impulso por el estudio de todas las escrituras, no solo del Nuevo Testamento, en eso radicaba su famoso argumento: Hablamos donde la Biblia habla y callamos donde la Biblia calla. Este es un lema que también quieren hacer suyo los movimientos evangelistas actuales, aunque el resultado sea distinto y no ha llevado a la concordia con la línea de los campbelitas.

            El segundo camino restauracioncita que también ha ejercido mucha influencia son los movimientos de santidad. Esta línea de pensamiento, enseñaban que la "naturaleza carnal" puede ser limpiada por medio de la fe y por el poder del Espíritu Santo, por la misma razón por la que los pecados del hombre han sido perdonados por medio de la fe en Jesucristo. Básicamente se basaba en tres preceptos:
    -Regeneración por la gracia, por medio de la fe.
    -Santificación cristiana, por la gracia y por medio de la fe.
    -La certeza de la salvación por el testimonio del Espíritu Santo.

Se dice que se originó en 1836, cuando una metodista llamada Sarah Worral Lankford, comenzó a realizar reuniones una vez por semana, para practicar experiencias casi místicas relacionadas con la santidad, esto lo hacía en la ciudad de Nueva York. En esas reuniones, la hermana de Sarah, Phoebe Palmer, empezó a experimentar algo que denominó "santificación sincera", una condición que se define como la habilidad de sentirse puros y santos, incluso en pensamiento, de tal manera que el pecado no corrompe tal situación, es tambien conocida como alcanzar la "Perfección cristiana". 

Con el tiempo, diversos metodistas comenzaron a asistir a las reuniones, incluyendo miembros del clero. Un año después se sabe que Timohy Merrit, otro metodista, fundó una revista que también destacaba ese tema, la publicación semanal en cuestión se llamaba “Guide to Christian Perfection” . Phoebe Palmer se convirtió en la editora de  semanario y en 1859 publicó un escrito denominado The Promise of the Father, en la que se abogaba por el servicio activo que deberían prestar las mujeres, se sabe que esta publicación sirvió de inspiración a la esposa de William Booth de tal modo que instó a su esposo a utilizar a mujeres en su predicas y obras sociales. Por supuesto el movimiento de santidad influyó sobre todo en el surgimiento y desarrollo del pentecostalismo y los movimientos carismáticos, pero también en de alguna forma en el propio evangelismo protestante. 

            Personajes a los que se ha dado consideración especial en esta obra, también han resultado claves en la consecución del actual movimiento evangelista, por ejemplo el estilo de sermón emotivo de Jonatan Edwards o George Withefield, la nueva línea musical en los himnarios de Charles Wesley, cuyas canciones aún son cantadas en algunas iglesias evangélicas, sin olvidarnos del interés por los necesitados y los excluidos, impulsado por  William Booth. Curiosamente, uno de los primeros en organizar una denominación real y con un claro objetivo, dentro de los evangélicos fue William Booth, cuando organizó su ejército de Salvación.

      No podemos dejar atrás la revolución que significó la irrupción del pentecostalismo, que son los movimientos de más fuerza hoy día en el mundo protestante. Ya vimos que en su mayoría surgieron de metodistas, baptistas, presbiterianos y congregacionistas que fueron más allá de las emociones y se centraron en los dones espirituales, pero de alguna manera se han apartado mucho en lo que tiene que ver con la nueva línea seguida por las iglesias conocidas hoy día como evangélicas. Poca gente distingue a una iglesia evangélica tradicional o fundamentalista, de una pentecostal, pero las diferencias existen.    
      
 Como también existe una gran diferencia y distancia entre iglesias más tradicionales europeas, como presbiterianos, luteranos, anglicanos y otros, que se pueden considerar iglesias más ritualistas, liberales, moderadas frente a los nuevos movimientos evangélicos, más ligados a dar un acento a la experiencia religiosa, unido a las emociones, por ello dan tanta importancia a la idea de un encuentro con Dios un avivamiento, una experiencia mística, relacionando todo esto con el nacer de nuevo. En una obra consultada un experto define esta diferencia así: Entre los acentos distintivos de la teología liberal están la prioridad de la experiencia religiosa sobre la revelación bíblica, una visión naturalista o idealista del mundo por encima del sobrenaturalismo, un agudo sentido de la relatividad histórica de la doctrina, una ética de situación o contextual sobre una ética revelada, una fe en el progreso y la nueva concepción de la revelación como penetración racional o anuncio de la trascendencia más que como manifestación divina definitiva de significado en la historia particular narrada en la Biblia. (Bloesch D. G. A Call for Unity Amid Diversity).

            Frente a estos, el mismo experto coloca a las iglesias norteamericanas del mismo signo, baptistas, metodistas, etc, con una idea más tradicional, acercándose a lo que llamaríamos fundamentalismo, una fuerza muy influyente en EEUU, que a menudo ha logrado que en muchos estados se aprueben leyes conservadoras, con respecto a la enseñanza en las secuelas, el aborto, y otras cuestiones. Mientras en América latina, África o Asia, aparte del pentecostalismo, han triunfado las de signo radical.

Intentos de unificación

            En el siglo XIX surgían por doquier lideres que deseaban integrar a todas las iglesias, en otros casos buscaban una refundación del cristianismo desde las raíces, tal como mencionamos antes a los restauracionistas, pero en la mayoría de los casos se trataba de pastores itinerantes que formaban iglesias, que después eran integradas en las denominaciones o tendencias comunes, así las había de signo metodista, baptista, congregacional, reformada, menonita, etc. Muchos grupos de esa época simplemente desaparecían con la muerte del fundador, pero también fue esa la época en la que como hemos visto surgieron muchos movimientos religiosos alternativos que han llegado hasta nuestros días, algunos de ellos muy alejados del movimientos evangélico tradicional. 
            Uno de los intentos por unificar a todas las iglesias protestantes de signo evangélico, ocurrió en 1846 un grupo de unos 800 miembros de diferentes denominaciones protestantes, y de diez países distintos se reunieron en Londres con el fin de aglutinar a todas las iglesias en una especie de gobierno u organización que constituyese un órgano al que acudir a fin de unificar criterios, dirigir misiones y hacer frente a los ataques externos, sobre todo los que desde la iglesia católica se venían haciendo, en antiguas colonias, donde esta seducía a los gobiernos para atacar a las iglesias de signo protestante. Pero aquella alianza no obtuvo los resultados deseados, de hecho ni siquiera puso de acuerdo a las iglesias metodistas y bautistas del sur y norte de EEUU, con respecto a temas de primer orden como la esclavitud.  No obstante las iglesias miembros de dicha alianza decidieron celebrar congresos cada cierto tiempo, así las hubo en periodos de tres  a cuatro años.  Si bien no logró unificar a las iglesias doctrinalmente, o en criterios de organización o método, sin embargo si lo que tiene que ver con la defensa del protestantismo frente a los ataques, así por ejemplo en 1879 lograron detener la persecución del protestantismo en Austria, cuando enviaron suplicas al emperador. Lo intentaron también en Rusia, donde la iglesia ortodoxa ejercía una gran presión contra los pequeños reductos protestantes, sobre todo en las provincias bálticas.  
         Hay varios personajes importantes en la difusión de las iglesias evangélicas actuales, que han aprovechao los medios audiovisuales como herramienta util para propagar su predicación. Aparte de los ya mencionados anteriormente, los líderes de las iglesias pentecostales, los de las iglesias de la prosperidad,  y otros líderes de gran convocación, tambien podríamos destacar a  ministros como el célebre Billi Graham, pastor baptista quien ha sido uno de los más influyentes. También gran influencia y notoriedad, incluso tras su muerte ha tenido Martin Luther King, a quienes muchos pretenden imitar erigiendose en voceros de una determinada comunidad, en algunos casos sobrepasan los limites de su religión e intentan influír en la politica. 
    En esa linea tenemos a Pat Robertson, quien lidera la línea más fundamentalista del protestantismo evangélico, son conocidos sus proyectos políticos y de defensa a ultranza de los valores evangélicos en la sociedad, luchando contra otras religiones, como Católicos, musulmanes, y religiones alternativas, llegando incluso a hacer un intento para presentarse a los comicios en EEUU para establecer sus ideas; Con menos influencia pero también en esa línea dura contra los no evangélicos, se encuentra John F. Ankerberg, famoso por sus ataques a la masonería y sus libros en contra de todo movimiento religioso alternativo que el considera una amenaza al avance evangelista. Luego en el campo hispano, destaca Luis Palau, quien lleva más de cincuenta años y en los últimos representando una línea en la posición opuesta a los anteriores, mas ecumenica o de unidad de todas las iglesias, con un caracter más teologico, su influencia se nota sobre todo en centroamerica y Argentina. Estos son algunos de los personajes que se mueven en este mundo evangélico, hay otros más, que hemos tocado en otros capitulos, son los lideres tele-evanglistas, Kenetth Hagin, Creflo Dollar, Benni Hinn, Paul Crouch, Paul Yonggi Cho y otros tantos. Todo esto muestra la gran diferencia que separa a los grandes pastores de las iglesias evangélicas y el resurgir de cada vez más pastores estrella en diversos países, solo significa más fragmentación y división. Hay un peligro en este camino de los pastores estrella, ya hemos visto el ejemplo de Edir Macedo, pero lamentablemente hay otros extremos que revierten en peligrosos movimientos que siguen a hombres.


Creencias y sistema característico de las iglesias evangélicas

            Si bien en lo que a denominaciones se refiere el evangelismo mundial está totalmente roto, en doctrina y dogmas hay quizás más consenso, a grandes rasgos, que también los separan muchos matices. Ya vimos algunas de las influencias iniciales que se observan en el desarrollo del evangelismo actual, pero también hay las doctrinales, que si bien varían un tanto unas de otras en algunos aspectos, guardan una relación directa con las enseñanzas fundamentales del protestantismo, las enseñanzas y prácticas básicas son las siguientes: 

           -La evangelización, que si bien no la efectúan todos los miembros de forma organizada, es decir no están obligados a ser misioneros o predicadores todos los miembros de la iglesia, pero si suelen caracterizarse por dar testimonio y hablar de su fe abiertamente a todo el mundo. 

          -También suelen dar importancia a la experiencia personal de conversión, como una herencia de las iglesias d santidad. Así a menudo se enfatiza la idea de las experiencias casi místicas, en las que afirman sentir la influencia del espíritu o de Dios mismo. En todo esto juega un papel muy importante el valor emocional de los aviamientos protestantes, algunos llevados a los extremos, como hemos visto en el surgimiento de las iglesias pentecostales.

     -Otro aspecto claramente identificativo es la defensa de una libre interpretación de la Biblia, esa es fundamentalmente una de principales razones por las existen distintos modelos de iglesias y la razón por la que existen diferencias insalvables entre las iglesias evangélicas sobre todo a nivel de gobierno o dirección pastoral. Pero también hay diferencias en cuanto a la manera de ser evangelista en una u otra iglesia. Así `por ejemplo unas guardan una liturgia más extrema, aceptando el modelo carismático, derivando en el neo pentecostalismo y otras suelen ser de corte más sencillo y con mensajes más moralistas. Otras son más tradicionales en cuanto al papel de las mujeres en la adoración y aun otras interpretan que la mujer puede ejercer como pastor en igualdad con el hombre. Unas abogan por la independencia absoluta y el rechazo a la unión de fes y otras buscan la confraternización de todas, lo que algunos llaman el interdemocionalismo. 

         -Por otro lado también esa libre interpretación de la Biblia, que en la realidad solo la ejercen los pastores quienes realmente dirigen el pensamiento o ideología de los feligreses, ha motivado que surjan diferencias en enseñanzas doctrinales básicas, una de las más importantes es la que tiene que ver con la predestinación, siguiendo algunas el modelo calvinista otras el de Jacobo Arminio, si bien la idea más común entre todas las iglesias evangélicas es que una vez salvos siempre salvos. Se da mucho énfasis en todas las iglesias evangélicas a la experiencia de la conversión, también llamada nuevo nacimiento, de acuerdo a Juan 3:3. A menudo los evangélicos se refieren a sí mismos como cristianos nacidos de nuevo. Se dice que esta experiencia es recibida “sólo por medio de la fe” y que es dada por Dios como resultado sólo de Su gracia.

           -También se da cierto énfasis a la profecía bíblica, aunque en esto no hay un consenso claro, algunas enseñan y esperan un arrebatamiento o rapto, durante la segunda venida de Cristo, otras enseñan acerca de esa segunda venida, pero rechazan dicho arrebatamiento, una enseñan que la tierra será destruida por completo, mientras los justos serán llevados al cielo en el juicio final, mientras otras esperan ser llevado a una nueva tierra. También existen iglesias que prohíben la lectura de libros como Apocalipsis o Daniel, enseñando que son libros sellados para un tiempo futuro. 

La gran mayoría enseña acerca de un infierno de tormento, aunque hay corrientes nuevas que intentan dar una nueva explicación a esto, tales como los que enseñan la doctrina de la aniquilación. 

         -La enseñanza de la trinidad, es aceptada de forma contundente por todas las iglesias, aunque en algunos casos, lo es de forma distinta a como lo entienden en otros cristianismos, como el católico, pues para muchos evangélicos la idea queda simplificada a que Cristo es Dios, y no hay ningún misterio en relación a Dios, rechazando en cierto modo el dogma de las tres personas, una sola esencia. En los últimos tiempos en algunas iglesias la formula más popular es ver Cristo simplemente como Dios, en una especie de un nuevo sabelianismo o modalismo mal entendido, pues contrario a los trinitarios tradicionales, ellos no habían de tres personas en una, sino una sola persona y tres maneras de manifestarse, con lo que chocan con trinitarios y antitrinitarios y tampoco se les puede clasificar con los unitarios, pues estos últimos rechazan la divinidad de Cristo, algo opuesto  a los fundamentos evangélicos. Así, muchas iglesias sobre todo de signo pentecostal, intentan hallar paralelismos entre expresiones del antiguo testamento y del Nuevo para encontrar apoyo en la identificación de Dios con Cristo, en algunos casos manteniendo textos expiremos o sometiendo al texto a simplificaciones interesadas. Por ejemplo algunas Biblias evangélicas rechazan utilizar el nombre de Dios, Jehová (O Yavé), que aparece en el Antiguo Testamento y solo hablan del “Señor” identificando este término como sinónimo de Dios. No obstante hay otras que no tienen reparo en usar el nombre Jehová, pero entendiendo que era el nombre de Cristo en el Antiguo Testamento, con lo cual utilizan Jehová, señor o Cristo, indistintamente.


Las iglesias evangélicas hoy

            En la última parte del siglo XX, a la vez que el protestantismo fue evolucionando hacia unos criterios más activos protagonizando numerosas muestras de avivamiento, sobre todo en América, esto coincidió con la posterior explosión y multiplicación de iglesias independientes sin precedente en el mundo cristiano. Solo desde la década de los setenta, ochenta y noventa del siglo pasado, la proliferación de denominaciones ha crecido por cientos, sobre todo en Latinoamérica, África y Asia. 

Tal es la confusión de movimientos llamados evangélicos o evangelistas, que sería imposible en esta obra poder explicar detalladamente la historia y los orígenes de cada una de ellas. Así se puede hablar de una expansión protestante a grandes niveles, pero en diferentes direcciones, el resultado es que han surgido multitud de grupos, cultos y tendencias que en unas cuantas décadas se pueden contar por miles. Entre estos destacan los movimientos que se hacen llamar iglesias independientes, solo dentro del pentecostalismo, se cuentan por cientos. Por otro lado están los grupos e iglesias que si bien se consideran independientes unas de otras, guardan una profunda relación en cuanto a enseñanza, formas y métodos y se adhieren a unos criterios específicos, sea de corte bautista, metodista o pentecostal, las diferencias en estos casos a menudo están relacionadas con la situación geográfica. 

            Algunos expertos, pastores y dirigentes evangelistas suelen justificar esta división alegando que si bien existen muchas iglesias, no se puede hablar de división en todo el sentido de la palabra, sino se debe hablar de iglesias con una visión y camino común, pero con identidades independientes y propias. Aseguran que era lo más parecido a lo que sucedía en el cristianismo en los primeros siglos, donde se habla de iglesias locales, bastante independientes unas de otras, solo unidas por el espíritu y en la enseñanza y tradición apostólica. 

            Pero ha quedado demostrado que esto no es del todo verdadero, pues como hemos visto, si bien desde el siglo segundo la notoriedad que se dio a los obispos, hizo surgir ministros que se erigieron como lideres independientes de las mismas iglesias, también por culpa de esto, algunos de estos obispos poderosos, hicieron surgir nuevos movimientos o tendencias que después se convirtieron en movimientos separados. Pero no era así en el siglo I, cuando los apóstoles y enviados desde el cuerpo central de dirigentes cristianos mantenían unidas a las congregaciones al visitarles regularmente, al escribir cartas que se pasaban de unas a otras y que dieron lugar a las llamadas cartas apostólicas que forman parte del Nuevo Testamento. Eso hacía que un cristiano romano, no se sintiera diferente a un cristiano de Jerusalén o de Alejandría, simplemente todos eran cristianos, todos aplicaban los mismos principios, rechazaban las mismas cosas, y predicaban las mismas buenas nuevas. 

Por otro lado contrariamente a lo que la Iglesia Católica alega, en los primeros 150 años no había un líder único en el conjunto de las congregaciones o iglesias dispersadas por todas partes del mundo de aquel entonces, sino un grupo de cristianos de más experiencia y aunque apenas se conocen datos sobre la autoridad que dirigía a las congregaciones locales, pero la unidad ideológica demostraba que si existía tal dirección. Las duras persecuciones y el rechazo a seguir a personalidades, hizo que se ocultaran durante muchas décadas, los dirigentes de la congregación cristiana en general, pero la aparición de tantas copias de las cartas apostólicas en todo el mundo cristiano de entonces, demuestra que les unía una enseñanza y una esperanza única, eso a pesar del aislamiento que en algunos casos se sometía a algunas iglesias del extrarradio del imperio. 

            Las cosas cambiaron después de la desaparición de los apóstoles originales y sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo II. Aún así, las tendencias que iban surgiendo, o se absorbían o se expulsaban, de tal manera que estas no impidieran mantener esa cohesión. En el siglo II y III, la desaparición de los apóstoles y el cambio en la centralización del gobierno o autoridad cristiana, (en algunos documentos se habla de sede de los apóstoles), significó un cierto caos, algunas iglesias mas grandes parecían tomar importancia mayor que otras y surgirán obispos o maestros notorios, que a menudo parecían erigirse en dueños de sus propios feudos religiosos, pero siempre se encuentran disposiciones en pro de la unidad, es la época del “Pastor de Hermes” o la Didaché, documentos donde se habla de formalismos y organización cristiana. Así, aunque se dice que en los siglos II y III las iglesias tenían cierta independencia unas de otras, sin embargo cuando hablamos de esa aparente independencia, se hacía referencia a las iglesias locales, es decir, como hemos apuntado antes, sobre todo a partir de la implantación de los llamados obispos, se pudo observar la tendencia a que estos tomaran decisiones que afectaba al ámbito de su zona de acción. Así por ejemplo se habla de la congregación de Antioquía, con su obispo a la cabeza, o el de Alejandría, Jerusalén o el de Roma. 

Es posible que hubiese cierta rivalidad, incluso cierto grado de independencia, eso era observable sobre todo en periodos de gran persecución, y era lógico pues a menudo los cabezas o dirigentes de la iglesia cristiana en general, solían trabajar en la clandestinidad por motivos de la intensa persecución, pero todas las congregaciones pertenecientes a unas misma ciudad o provincia, seguían los mismos caminos que marcaba su obispo, así se podía decir de las congregaciones locales de Jerusalén, de Roma, de Alejandría, tenían cierta autonomía, pero a la vez había un órgano consultivo que le unía, independientemente de que surgieran de vez en cuando conatos de sectarismo o grupos separados que siguieran a un determinado líder con ideas rompedoras, pero eso siempre ha habido.

            Así, aunque se puede hablar de cierta independencia entre iglesias de las grandes urbes, hay una forma de organización, un consenso sobre lo que era rechazable y lo que no y con ese concepto, errado o no, fueron rechazados y segregados otros cristianismos, tales como montanismo, marcionismo o gnosticismo, con un consenso moderadamente unificado.  Después en el siglo III y IV, surge la autoridad de Roma, lo que llevó a un aglutinamiento mayor y la ruptura de muchas iglesias hasta ese tiempo cohesionadas, dando lugar a movimientos separados como novacianos, donatistas, nestorianos, arrianos, cada uno de los cuales guardó unidad en sí mismos, al igual que la nacida Iglesia católica a partir del 325 surge como una iglesia unificada. 

            Pero lo que se observa en el movimiento protestante en la actualidad es muy distinto, sobre todo en la tendencia evangelista moderna, nada tiene que ver con aquella unidad de los primeros siglos, pues se habla de iglesias separadas por nombres diversos, las cuales a menudo compiten por llevarse miembros de unas a otras y dando la sensación de que cualquier pastor pueda sentirse dueño y señor de la salvación de un grupo separado. 

            Todo esto está creado una confusión en las personas sinceras que buscan una buena guía espiritual y que se encuentran con iglesias en la que se pide el diezmo, otras que lo rechazan; unas que hablan de la neutralidad y otras con posturas políticas claras; iglesias que predican la pobreza y la sencillez en la vida y otras que animan a la aceptación de riquezas como bendiciones de Dios, en unas se anima al estudio de la Biblia y en otras se prohíbe la lectura de algunos libros proféticos, una dan énfasis a los dones milagrosos, otras los rechazan y en definitiva todo un cúmulo de imprecisiones que solo alejan a los que buscan la luz aunque atraiga a los que les gustan las emociones. 

      Algunos afirman que existen en el mundo unas 20,000 iglesias independientes dentro del llamado protestantismo, si bien allí incluyen grupos que distan mucho del llamado protestantismo evangélico, en realidad en cuanto a denominaciones, tan solo unas seiscientas están adscritas a asociaciones como la alianza Evangélica Mundial (AEM), otras quinientas están alineadas en el llamado, Concilio Internacional de Iglesias Cristianas.  No llegan a 350 las confesiones adscritas a otra asociación llamada Consejo Mundial de Iglesias (CMI). Algunas de estas asociaciones y de las que hablaremos más adelante, procuran la unidad de todas las confesiones cristianas, otras se centran en las de signo evangélico, pero en cualquier caso no representan a todas las miles de confesiones que siguen surgiendo año tras año. 

     Muchas de la iglesias evangélicas modernas, a la vez que han ido distanciándose del protestantismo más tradicional (luteranismo, anglicanismo, calvinismo, o congregacionismo) y de los movimientos más revivalistas, (metodistas, bautistas), se han ido formando su propia idiosincrasia, pero siempre basándose en la independencia. En principio, se atribuye tanta fragmentación a la falta de acuerdo entre cuestiones de la fe, debido a la libre interpretación de estas congregaciones religiosas que el protestantismo ha generado por la doctrina de "Sola Fide-Sola Scriptura". Pero esto en ocasiones degenera en iglesias contrapuestas y extremas. Pongamos por caso, la Iglesia evangelica de Filadelfia, de linea pentecostal, pero dirigida y adaptada al mundo gitano, donde llaman culto a sus centros de reunión y de rituales llenos del folklore gitano. En Brasil ha surgido recientemente la llamada Iglesia Cristiana Contemporanea, liderada por los pastores Fabio Inacio de Souza y Marcos Gladstone cuyo lema es: El amor es de todos sin prejuicios, especialmente dirigida a la comunidad Gay y Lesbiana, en oposición directa a las ilgesias tradicionales y fundamentalistas, cuentan ya con ocho templos y a la espera de dedicar otros doce. Hay extremos como los del pastor Valdeci Sobrino Picanto, quien bajo el argumento de recibir "Espiritu Santo a traves de la boca, hacía que algunas de sus feligresas le practicaran felaciones, pues según él, muy convencido de ello, de su miembro emanaba el espiritu. Si bien es un caso extremo, pero muestra el poco control que existe en este campo en el mundo evangalico.

       El aumento paulatino y explosivo de este tipo de iglesias sobre todo a partir de los años sesenta y setenta del siglo pasado, significa que la gente busca en estas iglesias evangelicas, mas participación y un mayor sentido, sentimiento, emoción y espiritualidad, que no encuentra en el estancado catolicismo romano. Sin embargo el peligro inherente a estos movimentos religiosos tan independientes es que casi cualquiera desde su casa puede hoy día formar una iglesia, donde maniobre a su gusto y de paso, si recibe diezmos, solucione sus problemas economicos sin rendir cuentas a nadie. En otros casos, cualquier lider con cierto carisma puede arrastrar a las masas, a las que solo piden dejarse llevar por la emoción.

13 comentarios:

  1. ¿Conoces alguna iglesia que demuestre tener el espíritu de Dios, tal como lo tenían los apóstoles, y a la vez mantenga unidad en sus preceptos?

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, creo que despues de repasar cientos de movimientos religiosos cristianos y todas las denominaciones existentes, la que demuestra más unidad y coherencia en su enseñanza a nivel mundial y más efectos positivos produce en sus miembros, siento decirlo pero son los Testigos de Jehová. Eso pese a que a lo largo de su historia han ido cambiando algunos de sus preceptos, pero parece que lo han hecho para bien, pues se han ido puliendo y librando de muchas supersticiones y doctrinas ajenas al cristianismo de los primeros tiempos.
    Si lee el articulo relacionado con ellos verá que parecen que han ido dando los pasos inversos a lo que sucedió entre los siglos II al IV y poco a poco han ido adaptando sus metodos a los del siglo I. Es posible que se les acuse de no tener dones milagrosos, (lenguas, etc), de no tener Ongs de ayuda a los pobres, pero ese espiritu santo lo reflejan en su denuedo en predicar su mensaje, son incansables. ¡Cuantas iglesias han iniciado esa forma de predicacar y lo han abandonado despues! Pero ellos siguen, desde el más pequeño al más viejo.
    No piden diezmos, ni tienen obligaciones monetarias, pero siguen construyendo sus locales, sin ayuda estatal. Es admirable su unidad y como se apoyan y ayudan entre ellos. El conocimiento y preparación biblica que tienen supera a la de muchos pastores y sacerdotes conlasrgas carreras ministeriales. Vale la pena investigarles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído el artículo sobre los Testigos de Jehová. La verdad que es se aprecia una investigación muy exhaustiva de su parte y, siendo así, me llama la atención no recordar haber encontrado ninguna crítica, ni a sus doctrinas, ni a sus enseñanzas, ni a sus procedimiento organizativos.
      ¿Quiere decir esto que se trata de la religión perfecta, que corresponde del todo con el cristianismo original del primer siglo? ¿Se puede afirmar, por tanto, que es la única religión verdadera, el único modo de acercarse a Dios?

      Eliminar
    2. No se trata de ninguna religion perfecta, pero si la que más ha hecho por intentar limpiar, pulir y corregir sus errores, en el articulo se aprecia la evolución que en siglo y medio han efectuado. En cuanto a flata de crítica, si lee los articulos de otras iglesias verá que tampoco se trata de forma critica negativa ni de tirar por lo suelos o derrumbarlas, simplemente informar de los hechos y compararlos. La comparación con la religion cristiana original, no debe ser solo por la forma de organización o formalismos o costumbres ni rituales. Los tiempos cambian y esas cosas pueden cambiar, pero debe mantener el contenido doctrinal y su idea de Dios, en eso radica el cristianismo más puro. Todas las iglesias han comenzado con unas buenas intenciones, volver a acercarse a ese cristianismo puro, y aunque no todas logran el objetivo, en algunos casos porque son asimiladas por las grandes corrientes, otras sencillamente según alcanzan cierto poder se corrompen, otras se estancan y ya no ofrecen nada. A lo largo de los siglos ha habido muchas iglesias que se pueden considerar como el verdadero cristianismo,( a mi modo de ver destacaría: donatistas, paulicianos, petrobruscianos, valdenses, husitas, anabaptistas, cristandelfienses y otros), sin embargo o han sido aplastadas por la persecución o han sido calladas o han sido corrompidas. Pero en el camino, los cristianismos alternativos han ido aportando detalles de purificación doctrinal, unos unas cosas otros otras, de tal manera que practicamente todas las iglesias han aportado algo bueno. Tambien muchos miembros individuale so pensadores e investigadores de diferentes iglesias de todo signo han hecho mucho por descubrir verdades escondidas o corregir sus iglesias, estos también han aportado detalles buenos. Los TJ a mi modo de ver, no han inventado nada nuevo, se han ido aprovechando de esos detalles y los han hecho suyos, conforme los han redescubierto. En vez de mirarse al umbligo o creerse más justos que nadie se han ido corrigiendo a si mismos y han ido investigando la Biblia para alcanzar un conocimiento mayor. ¿Que sean sus procedimientos organizativos los mejores o mas perfectos? No se puede decir eso, pero si han encontrado un metodo más acorde a los tiempos que corren que les ha llevado a llevar vidas más honestas, honrradas y limpias alejadas de las influencias externas sin aislarse en comunas, y a la vez han mantenido la cohesión a nivel mundial y la unidad de pensamiento, que eso ya es envidiable si lo comparamos con cualquier otra iglesia en la que en cada nación tiene sus propios metodos incluso nombres o denominaciones ditintas según el pais o la raza. Nunca encontrará un testigo intentando filtrarse en los gobiernos para influir en las decisiones de estos, ni alientan revoluciones, ni toman partido por ninguna politica, pero eso si, son celosos en cumplir con dar al cesar las cosas del cesar y a Dios las de Dios, no todas las iglesias pueden presumir de ello. Es posble que no sea el unico grupo que Dios ha aceptado a lo largo de estos siglos, siempre se han encontrado el trigo verdadero en todas las etapas, pero ahora quizas, toque ser este.

      Eliminar
    3. Corroboro lo dicho, más información aquí: http://www.jw.org/es/testigos-de-jehov%C3%A1/preguntas-frecuentes/tolerancia-hacia-otras-religiones/

      Eliminar
  3. Los evangelicos tambien predicamos, sino como se explica el aumento en millones, enn Brasil ya casi superamos a la iglesia. Eso es por el celo evangelizador que tenemos.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto no menospreciamos el espíritu y celo de los evangelicos, es admirable esa espiritualidad desprendida y que sobresale en expresión como testimonio a los demás. Pero en muchos casos no es suficiente si no va acompañada de una actitud, honrradez, una conducta y manera de vivir acorde a los principios que enseñan. Eso no es observable en los miembros de las iglesias protestantes en general,donde se toleran muchas cosas que ensucian la limpieza que como grupo deben demostrar los cristianos.

    ResponderEliminar
  5. El padre de todas las religiones es Satanas, pues ese fue el engaño de el crear un abanico de religiones similares a la esposa e iglesia de Jesucristo para que de esta manera vayan al infierno aquellos que se creen mas listo que los alcoholicos, drogadictos, prostitutas, etc.... Pues recuerda que la cizaña (hijos del diablo) crece con el trigo (hijos de Dios), y en las primeras filas y en miles de miles de pulpitos se encuentra predicando los hijos del diablo versículos de la biblia sacados de sus contextos y el pago de estos son: fama, poder y dinero.
    Y la conclusion final es que no creais que todo lo que reluce es oro, y para mayor información ingresen en la web; evangeliooevangelico.com

    ResponderEliminar
  6. Estimado LERS tienes algun comentario sobre John Ankerberg? De casualidad he visto algunos de sus titulos contra casi todas las demas religiones. No los he leido, pero varios de ellos los presenta como HECHOS contra X o Y. Graciad de antemano. Saludos. DG.

    ResponderEliminar
  7. John Ankenberg es un pastor bautista, de los llamados nuevos tele evangelistas. Solo leyendo algunas páginas sobre cierto grupo religioso que yo conozco bien, me demuestra que lo único que pretende atacar, no mostrar ni presentar verdades, en realidad no tiene más fundamentos que los alimentados por detractores de las religiones de las que tratan su libros.
    Ya me gustaría que escribiera "Hechos sobre los tele evangelistas" o "Hechos sobre la iglesia bautista" La verdad es que no es nada objetivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias LERS. me queda claro el punto. Es lógico que siendo tele evangelista (lo que indica que anda detras del dinero de la gente) escriba "Hechos" contra todo lo que sea una amenaza a sus ingresos. He podido hablar de doctrinas con muchas personas "instruidas" de muchas denominaciones y realmente solo repiten lo que escuchan, pero no tienen peso ni sustento biblico en sus argumentos y menos tienen la facultad para anlizar sin ideas preconcebidas las doctrinas biblica. Muchas gracias por este excelente trabajo, he leido todas las entradas hasta aqui y un poco mas. Saludos. DG.

      Eliminar