Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Creciendo en Gracia o la iglesia del anticristo







            Uno de los movimientos más llamativos de la nueva línea de iglesias protestantes salidas del pentecostalismo evangélico, es la llamada Iglesia Creciendo en Gracia o también conocida por la Iglesia del Anticristo. Este extravagante culto está liderado por el pastor José Luis de Jesús Miranda un puertorriqueño de 60 años de edad, quien entre otros títulos autoimpuestos tiene el de Doctor, el apóstol encarnado, Jesucristo hombre, el Anticristo, etc.

            José Luis de Jesús, nació en 22 de Abril de 1942 en un humilde barrio de Ponce en Puerto Rico. Sus padres poco pudieron hacer para evitar que el joven Miranda, cayera en las redes de la delincuencia, las drogas y como muchos jóvenes de los años sesenta y setenta acaba sucumbiendo en la trampa de la heroína. Por esa causa su vida le lleva por un derrotero poco halagüeño, acabando incluso en la cárcel. Su lucha por salir de aquello lo lleva a experimentar en diferentes iglesias de sanación, carismáticas, sobre todo de la línea pentecostal.           
            Tiempo después se muda a Massachusetts EEUU, y es allí cuando en 1973, según declaraciones de Miranda, sufre una experiencia que le marcaría de por vida. Al parecer dos ángeles se la aparecieron y según sus propias palabras estos le indicaron que “el señor de Señores le había elegido a él para un ministerio especial.  Según él, a partir de esa experiencia ya entendió de forma cabal la Biblia, pues el que lo poseyó le llegó a dar el entendimiento necesario. El defiende años más tarde que fue poseído por Jesús mismo quién se integró en él, aunque en ese primer encuentro alude a dos ángeles mensajeros quienes le dieron el mensaje. 

            A partir de entonces decide hacerse ministro, e invita a familiares y amigos a su casa para formar una iglesia celular pero bajo la idea que ahora ronda en su mente. En esos primeros intentos, tan solo unos pocos familiares llegaron aquella primera cita, pero eso no le desanimó de continuar la obra, él deseaba poder llegar a dirigir una gran iglesia, como las poderosas macro iglesias de algunos populares pastores del momento.  

            Así fue como estando en Miami, Florida, llegó el 6 de Septiembre de 1986, cuando establece el ministerio internacional “Creciendo en Gracia”. Pero las doctrinas y enseñanzas de esta pronto empezaron a distanciarse de las demás iglesias evangélicas y pentecostales. Hasta el grado de enseñar cosas tan opuestas a lo común como el afirmar que el pecado ya no existe, según muestra romanos 6:7,8 Jesús con su sangre lo abolió. Al mismo tiempo empezó a enseñar que el Diablo no existe. No es el primero en realizar tales afirmaciones, lo enseñan también los cristandelfienses, aunque estos afirman que jamás ha existido un ser llamado Diablo, sino que en la Biblia simboliza la maldad. Sin olvidar que la iglesia católica a partir de Agustín de Hipona, entendieron que el diablo había sido abismado en aquel tiempo, y desde la edad media se le asignó como torturador en el infierno.

            Miranda sin embargo, no niega la existencia de este ser, pero afirma que Jesús no le ha abismado o condenado los infiernos, sino que fue más allá y le dio muerte, la base que utiliza para tales aseveraciones son las siguientes:  Ahora es el juicio de este mundo: ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.” (Juan 12:31) - Por eso el Apóstol Pablo escribió: “…él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.” (Hebreos 2:14).

            Por alguna razón en 1988 empieza a hacerse llamar “El apóstol” sintiéndose como un nuevo apóstol Pablo, quizás recordando como la vida de este cambió cuando tuvo aquella visión de Cristo que le hizo cambiar y convertirse en Apóstol a las naciones. En el caso de Miranda, reconoce que el fue escogido por Dios para llevar la verdad también a las naciones frente a las demás iglesias que han resultado falsas. Su principal ataque va ya no solo contra la Iglesia católica, sino contra la misma idea de un Jesús judío, eso explica algunas de las decisiones y enseñanzas sobre su persona que fue exponiendo con el tiempo.

            Así por ejemplo se observa también un rechazo total hacia el apóstol Pedro, al que rechazan por según ellos aparecer en la historia como el apóstol de la Iglesia católica romana. Hay que puntualizar sin embargo que no es el primero en rechazar a Pedro frente a Pablo, recordemos a Marción del siglo II, quien rechazó los escritos de Pedro por una razón fundamental, el acusaba a este apóstol de apoyar el continuismo judío dentro del cristianismo. Su deseo de romper radicalmente con la noción judía de Dios, hizo que rechazara el antiguo testamento y todo aquel que predicaran entre los judíos y para ellos, de este surgió la teoría de un doble cristianismo en el siglo I, el liderado por Pablo y los cristianos gentiles y Pedro y los judeocristianos. Ya quedó demostrado en los primeros capítulos de esta obra que no era ese el caso, la unidad de acción de estos dos apóstoles del siglo I, no se puede poner en duda, ni el hecho de que ambos predicaban el mismo evangelio, tanto para judíos como para gentiles. En el caso de Miranda, aunque en él también se observan connotaciones antijudías, sin embargo rechaza a Pedro no solo por su supuesto apoyo a los judíos, sino al considerarlo el apóstol de Roma, por aquello de que la iglesia de Roma lo considera como el primer papa. 

            La base del nombre que puso a su religión “Creciendo en Gracia”, tiene relación con esto, pues según lo muestra así en su página oficial: La doctrina de la gracia que el Apóstol Pablo enseñó, invita a la iglesia a dejar el judaísmo expresado en la ley mosaica y caminar a la perfección del evangelio de la gracia que es por fe y no por obras (Gálatas 3:19-29; Romanos 3:28). A ir a la madurez, ejercitando los sentidos con la sabiduría predestinada, pero para esto es necesario dejar los rudimentos de la doctrina de Cristo. (Sello de prosperidad P 4)

            Se observa que aceptan en su credo la predestinación calvinista, así como la salvación por fe y no por obras. En el pulpito a menudo aparecen las siglas SSS, que aluden al lema: Salvos, Siempre Salvos. Pero a diferencia de otras iglesias protestantes o evangélicas pentecostales, procuran llevar de forma muy minuciosa el cumplimiento de las palabras: “Dar al Cesar las cosas del Cesar”, pagando fielmente los impuestos y evitando defraudar la leyes de los países donde actúan, procurando ser ciudadanos ejemplares, es un buen punto a su favor. Al principio, las reuniones en las que congregaba pequeños grupos de seguidores no se diferenciaban mucho de las presentadas por el pentecostalismo, después de ciertos discursos algunos seguidores caían extasiados con sus palabras, o afirmaban recibir revelaciones de Dios. Así fue como ocurrió en 1988, cuando una seguidora, en una supuesta iluminación espiritual intervino en una de sus confererencias y alegó que José Luis de Jesús era el escogido por Dios. 

Así de pronto quien tan solo cuatro años antes se dio a conocer como “El apóstol”, a partir del año 1999 se le conoció como “el otro”, en referencia a otro Cristo en contraste con el de Nazaret, también se dio a conocer como "el Conciliador”. Y ya para el año 2004 se llegó a denominar con otro título que causaba aún más revuelo en el protestantismo pentecostal, nada más y nada menos que el de Jesucristo Hombre. 

En ese tiempo, (año 2000), se divorvia de su primera esposa Nydia, quien poco tiempo después en el año 2004, coincidiendo con la autoproclamación de Miranda como Cristo hombre, abandona el movimiento y funda junto a su hijo Jose Luis Jr. una nueva iglesia en Puerto Rico. Poco después de la separación de su primer matrimonio, en el año 2000 se une a la actriz Josefina Torres, a quien conoció en Colombia y dos años después se casan y se establecen en EEUU. 

            Por una muy personal interpretación del libro de Apocalipsis, José Luis de Jesús en el año 2007 empieza a utilizar el número 666, quitando la connotación malévola que todo el cristianismo tiene contra ese número. El sin embargo lo muestra como símbolo de sabiduría y prosperidad. En sus propias palabras lo explica así: ES UN NÚMERO DE SABIDURIA Y PROSPERIDAD: La Biblia dice que en este número hay sabiduría, que es número de hombre o bestia (terminología bíblica para referirse al hombre exterior, quien tiene las mismas necesidades de las bestias). Salomón, el hombre más rico y sabio de la tierra tenía el 666 como la cantidad de su renta anual en talentos de oro, 2ª de Crónicas 9:13-14; 1ª de Reyes 10:14. (Web Oficial Creciendo en Gracia).

           

Eso ha llevado a que actualmente muchos de sus seguidores lleven tatuado ese número en alguna parte de su cuerpo, alegando que ese es el sello con el que Dios marca a sus fieles, como base utilizan textos bíblicos como el siguiente: Y se les dijo que no dañaran la vegetación de la tierra ni ninguna cosa verde ni ningún árbol, sino solo a los hombres que no tienen el sello de Dios en la frente (Apocalipsis 9:4). Ellos interpretan que ese sello en la frente es la señal del 666.

            El número 666 en la Biblia, tan solo aparece una vez y el contexto donde es citado ese número, no parece sin embargo que indique aprobación divina, como defiende Miranda y los suyos, sino todo lo contrario. Apocalipsis dice al respecto: Y vi otra bestia salvaje que ascendía de la tierra, y tenía dos cuernos como un cordero, pero empezó a hablar como un dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia salvaje a su vista. Y hace que la tierra y los que moran en ella adoren a la primera bestia salvaje, cuyo golpe de muerte fue sanado. Y ejecuta grandes señales, de modo que hasta hace bajar fuego del cielo a la tierra a vista de la humanidad. Y extravía a los que moran en la tierra, a causa de las señales que se le concedió ejecutar a vista de la bestia salvaje, mientras dice a los que moran en la tierra que hagan una imagen a la bestia salvaje que tuvo el golpe de espada y sin embargo revivió. Y se le concedió dar aliento a la imagen de la bestia salvaje, de modo que la imagen de la bestia salvaje tanto hablara como hiciera que se matara a todos los que no adoraran de manera alguna a la imagen de la bestia salvaje. Y pone bajo obligación a todas las personas —los pequeños y los grandes, y los ricos y los pobres, y los libres y los esclavos— para que a estas se dé una marca en su mano derecha o sobre su frente, y para que nadie pueda comprar o vender salvo la persona que tenga la marca, el nombre de la bestia salvaje o el número de su nombre. Aquí es donde entra la sabiduría: El que tenga inteligencia, calcule el número de la bestia salvaje, porque es número de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis (Apocalipsis 13:12-18).

            En el simbólico lenguaje del Apocalipsis, todo indica que se estaba hablando de un estamento terrestre humano, no celestial, tampoco es que aquel sea un número mágico o que represente al Diablo tal como muchos enseñan, de hecho, en versículos anteriores se habla del “Dragón”, (ver 4) que si representa al diablo y del que se dice que dio autoridad a esa bestia salvaje de la cual se hace una imagen o representación general. El que se mencione a una bestia con dos cuernos que ascendía de la tierra, indica que es un estamento humano, una potencia política que envolvía dos poderes o naciones, (dos cuernos), que le da poder a la imagen de la bestia salvaje con diez cuernos, (representando a la totalidad de los poderes políticos del mundo o naciones). Lo que muestra que esta sería una agencia que representaría a todas la naciones del mundo y a la cual se le asigna ese número 666, que en contra del siete que es perfección, parece mostrar una imperfección elevada al tercer grado o grado superlativo de imperfección. 

            Es interesante tener en cuenta la cita que de nuevo se hace a ese número cuando lo contrasta con los que salen victoriosos frente a esos estamentos mundiales: Y vi lo que parecía ser un mar vítreo mezclado con fuego, y, de pie al lado del mar vítreo, a los que salen victoriosos de la bestia salvaje y de su imagen y del número de su nombre, y estos tenían arpas de Dios. (Apocalipsis 15:2).

            Sin embargo toman el libro de Apocalipsis como una confusión del envejecido apóstol Juan, quien no explica bien, según afirmaciones de Miranda quien es el anticristo y el verdadero sentido del número de la bestia. También en cierto modo toma el camino marcionista de rechazar toda connotación judaística de las escrituras, hasta el grado de acusar a Juan, como otro apóstol del judeocristianismo. Así por ejemplo hacen las siguientes afirmaciones: Cuando el discípulo Juan se refiere al Apóstol Pablo le llama Anticristo, 2ª de Juan 1:7, y más adelante cuando observa en la visión apocalíptica que un ángel continuaba la labor del Apóstol Pablo, lo llama Anticristo y bestia, Apocalipsis 13:11-18, ignorando que este personaje era Jesucristo mismo en su segunda venida. Jesucristo Hombre es Anticristo por enseñar a la iglesia a abandonar las enseñanzas de Jesús de Nazaret, continuando así la labor del Apóstol Pablo, Hebreos 6:1 y Apocalipsis 13:12. Cualquier credo que tenga como base la doctrina de Jesús de Nazaret está en apostasía, bajo maldición y esclavitud, así como también sujeto a un antiguo pacto que no fue dado para la iglesia. Antes, fue dado de manera temporal a los judíos, Gálatas 3:10-14. Lo anterior, porque Jesús de Nazaret vivió como judío, bajo la ley de Moisés, Gálatas 4:4. Él murió matando consigo la ley de mandamientos expresados en letras que nos eran contrarios, Colosenses 2:14, para tres días más tarde resucitar y revelarle luego al Apóstol Pablo, en el camino a Damasco, un nuevo pacto establecido sobre mejores promesas, y dirigido ya no al pueblo judío sino a la iglesia, Gálatas 1:11-24. (Sello de prosperidad, 5,6,8).

            Se puede afirmar que en el fondo es su antisemitismo marcionista lo que lo mueve a desarrollar esa doctrina tan opuesta a la de cualquier otro cristianismo, y hacerse llamar “el anticristo” sin por ello dejar de llamarse cristiano, pues solo según afirma que se opone al Cristo judío, que tras su muerte se convierte en el líder del nuevo pacto contra el judaísmo. Difícil de entender es también su aceptación del tan rechazado número 666 como muestra de lo contrario, de la sabiduría y la prosperidad y perfección cristiana. Sus fracasos matrimoniales le han costado muchos disgustos y deserciones en las filas de sus seguidores, quienes no entienden que Cristo hombre lleve una vida con acusaciones de mujeriego. En el 2007, su segunda esposa lo abandona e inicia una demanada judicial, junto con aireadas criticas sobre su vida intima y sus deslices. 

            Esperan pronto el llamado arrebatamiento o rapto, pero ellos le llaman “La trasformación” lo cual esperan llegue muy pronto. Algunos afirman que han anunciado transformaciones en diferentes lugares sin que suceda, como que profetizó que el día 30 de junio de 2012 lo verían atravesar paredes con su cuerpo transformado en "inmortal radioactivo".  El caso es que no hay indicación de fechas o llamadas a lugares específicos, en sus lugares oficiales, por lo cual no podemos confirmar, ni desmentir tales afirmaciones. Sin embargo las acusaciones vertidas en esa línea contra ellos les ha acarreado dificultades en algunos países, como Honduras, donde el gobierno parece haber tomado partido contra estos y se amenaza con la desarticulación de todos sus centros.  Su mensaje empieza a radicalizarse, se habla de marchas frente a iglesias catolicas y protestantes, gritos e insultos hacia estas, destrucción de libros y folletos de otros movimientos religiosos, etc. Todo ello les ha acarreado mucha critica y una actitud hostíl por parte de las autoridades, por las crecientes quejas y denuncias de estas iglesias.
   
            A pesar de esas vicisitudes, Creciendo en Gracia (CEG), ha ido en aumento, ya cuenta con sedes en varios países de América y Europa, con unas 300 congregaciones y 200 pastores. A parte de controlar amplios medios de comunicación masiva como Internet, una televisión con canales que trasmiten las 24 horas, con más de 250 programas radiofónicos. Miranda afirma contar con más de cien mil seguidores. Algunos han llegado a contar casi un millón los que siguen sus programas de radio y TV.

            En el año 2012 no obstante parece haber caído enfermo, según algunas fuentes, lucha contra un cáncer que le ha dejado bastante debilitado y deteriorado físicamente. Sin embargo, su familia y sus seguidores más fieles mantiene la expectación y siguen creyendo que José Luis de Jesús Miranda, es el apóstol, Cristo hombre o ya que aceptan la trinidad, Dios mismo hecho hombre. 

            No sabemos el futuro cercano de este movimiento, sobre todo después que su fundador y líder espiritual desaparezca. Aunque la experiencia nos dice que un lider con tanto poder sobre sus seguidores es un peligro en potencia. En cualquier caso, quizás no sea un grupo religioso tan peligroso como lo pintan sus enemigos, máxime cuando estos son los mismos que intentan manejar a sus fieles a su antojo, extrayendo su dinero y buscando la popularidad, poca autoridad tienen por tanto los grandes pastores de masas que se rasgan la vestiduras con las extravagancias de Miranda, cuando ellos buscan fines ambiciosos, utilizando también métodos poco éticos para llegar a su fin. 

            Por supuesto con un poco de investigación bíblica es suficiente para descubrir que este exótico grupo religioso va muy lejos de la búsqueda del trigo, pues rechaza gran parte de la fuente de donde se supone deben beber, la Biblia.

4 comentarios:

  1. Curiosamente, la Church of Satan, fundada por Anton LaVey, también propone la idea de que el diablo no existe siendo en realidad una invención humana que busca personificar el mal en una criatura con el afán de hacer más simple la explicación para las personas iletradas. En cualquier caso, es menester prevenir a los fieles en el sentido de evitar caer en el error de atribuirle a Satanás la realización de malas acciones que uno lleva adelante por propia voluntad, y por las cuales en consecuencia deberá responder ante Dios sin recurrir a la excusa de culpar a la serpiente.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su comentario, interesante aportación lo de la Iglesia de Anton Lavey, investigaremos sobre ella. En cuanto a la figura del Diablo, bueno, está claro que los males cometidos los cometemos nosotros y no estamos siendo manejados por un ente. Pero en la biblia hay alusiones claras a la existencia de un ser contrapuesto al creador que intenta influír, con una maquinaria preparada para crear influencias en la sociedad, (Efesios 6:11,12) Aunque a nivel individual es la persona quien cree decidir libremente por un camino o el otro y cada uno tiene su lucha personal, contra sus propios deseos o tendencias. (Rom 7:21-25).
    Negar algo que está expuesto claramente en las escrituras no parece el camino más acertado, habría que ver a quién interesa más que se difunda esa idea de la no existencia de este ser.

    ResponderEliminar
  3. el problema es de los estados (naciones) y es creer que permitiendo todo tipo de culto religioso se ganan libertades y han caido en el error de permitir tantisima secta peligrosa que ven en esto solo un negocio e inclusive usan drogas para captar adeptos y los entes reguladores quedan estáticos frente a la necesidad de adecuadas fiscalizaciones

    ResponderEliminar
  4. Mateo 24:23-27 dice:
    ”Entonces si alguien les dice: ‘¡Miren! Aquí está el Cristo’, o: ‘¡Allá!’, no lo crean. 24 Porque se levantarán falsos Cristosl y falsos profetas y darán grandes señalesn y prodigios para extraviar, si fuera posible, hasta a los escogidos. 25 ¡Miren! Les he avisado de antemano. 26 Por eso, si les dicen: ‘¡Miren! Está en el desierto’, no salgan; ‘¡Miren! Está en los aposentos interiores’, no lo crean. 27 Porque así como el relámpago sale de las partes orientales y resplandece hasta las partes occidentales, así será la presencia (gr. Parousia, presencia invisible) del Hijo del hombre.
    Mas claro imposible. Saludos.

    ResponderEliminar