Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

Orígen del Día de los Inocentes y Reyes magos




En gran parte del mundo hispano se celebra comunmente un día conocido como "Día de los santos inocentes". Y suele recaer el día 28 de diciembre, tres días después de la navidad.  La tradición apunta a que esto se celebra en conmemoriación a un triste suceso acaecido poco tiempo después de que los llamados "magos de oriente, visitaran a Herodes el gobernador de Judea, que se hacía llamar Rey Herodes. Este al parecer tenía la intención de destruir al que las profecías llamaban rey y por esa razón cuando estos astrólogos o magos llegaron a él, este se interesó en ser informado de dónde estaba el niño. Por o general las tradiciones religiosas dan a este relato una visión sentimental que no la da la Biblia. Por las siguientes razones, veamos lo que se puede extraer del relato bíblico de Mateo 2:1-16 de dónde podemos llegar a las siguientes conclusiones:

Curiosamente estos astrólogos primeramente fueron orientados por la visión de una supuesta estrella, que directamente les llevó a Jerusalén, dónde preguntaron a la gente sobre el paradero del niño que estaba destinado para ser "rey de los judíos". Así fue cómo Herodes se informó de esto y le entraron celos y por ello fue a indagar él mismo sobre lo que decía la escritura al respecto del nacimiento del rey de los judíos. Fueron los sacerdotes y escribas, conocedores de las escrituras, quienes le informaron del lugar dónde según los escritos proféticos nacería el Mesias. 

Y fue el mismo Herodes quien después les informó a los astrólogos el lugar. Después casualmente apareció de nuevo la supuesta estrella y estos la siguieron hasta dar con la casa dónde estaban los padres con el niño, que ya no era el establo donde nació. Según la información que los astrólogos le dieron a Herodes, la estrella la vieron poco menos de dos años antes de encontrarse con él. Por eso al no regresar a dónde él, decidió sacrificar a todos lo niños menores de dos años y no los recién nacidos como sería lo más lógico si los astrólogos hubiesen llegado nada más nacer el niño. Esto es muy indicativo del sentido que dan las escrituras a algunos pasajes, que posteriormente se fueron endulzando.

Por supuesto que esos sucesos no acaecieron pocas horas o días despues de nacer Jesús por otra obvia razón, si venían de las partes orientales, los viajes serían largos, de algunos meses, sobre todo si venían de Persia, dónde había importantes comunidades judías. 

No hay registro sobre celebraciones de este suceso, hasta llegada la edad media. Es muy posible que después de que la Iglesia cristiana fuese convertida en la iglesia estatal, es cuando a fin de tapar ciertas celebraciones paganas se cristianizáron muchas de ellas.
En este caso se trataba de una celebración pagana llamada: La fiesta de los locos, que si bien no está clara cuando situarla en el antiguo calendario de fiestas romano, sin embargo podría ser parte de los saturnales que, como se sabe duraban una semana, uno de esos días se llamaba: "La fiesta de los locos" . Según parece ese día todo se permitía y la culpa no podía recaer sobre nadie, se solían gastar bromas, incumplir leyes y otro tipo de obscenidades que no eran castigadas ese día. Era una jornada en la que el desenfreno y el jolgorio eran los protagonistas. No se sabe desde que año se estableció cmo día de los inocentes, relacionandolo con el acto de Herodes, pero probablemente haya sido un proceso gradual en distintos lugares del imperio en sus últimos coletazos. Luego pasaría a la tradición bajo el amparo de la cristiandad. 

En algunos lugares aún se hacen celebraciones que recuerdan a esas ancestrales fiestas de los locos. Como el Día dels Enfarinats o "Enharinados, que recuerda la lucha politica, o en Lerida se celebra este día colgando una llufa (muñeco de papel) gigante del campanario de la población. Después de un pasacalles, la gente le canta para que baje y así quemarlo. En otros lugares se efectúan batallas de huevos y otras jaranas. 

En definitiva, el aplicar un día como el 28 de Diciembre para recordar una crueldad, por medio de gastar bromas y pasarlo bien, no hace daño a nadie, pero no parece muy cristiano. Cómo tampoco lo es la fecha elegida, ni los elementos paganos, políticos y astrológicos envueltos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario